El Intel Core i5-13500 es hasta un 68% más rápido que el Core i5-12500

Desde la red social china Bilibili (vía Videocardz) han llegado las primeras pruebas de rendimiento de un Intel Core i5-13500 en forma de muestra de ingeniería (ES2). Por si no fuera suficiente, este procesador también se vio acompañado de un Intel Core i3-13400 (ES2). En esencia, son muestras de ingenierías que no representan el rendimiento final de la CPU, y son dos de las CPUs más básicas dentro de la gama media de procesadores Intel Raptor Lake (Core 13ª Gen).

Únicamente fue el Core i5-13500 el que fue sometido a diversos test de rendimiento. Estos están ligados a los populares CPU-Z o claro, Cinebench R23. En ambos test, resulta muy llamativa la mejora de rendimiento entre el Core i5-13500 y su predecesor, el Core i5-12500.

Especificaciones del Intel Core i5-13500 y Core i5-13400

Intel Core i5-13500 muestra ingenieria

Antes que nada, tenemos que hablar de las especificaciones. El Intel Core i5-13500 es en realidad un procesador Alder Lake pero con una configuración de 14 núcleos y 20 hilos. Estos se dividen en 6 núcleos P-Core junto a 8 núcleos E-Core. En esencia se añaden 2 núcleos E-Core adicionales respecto al modelo original (y aumentos de frecuencia). Este procesador llega a una frecuencia máxima de 4,90 GHz para un único y hasta 4,40 GHz para todos los P-Core de forma simultánea. Los E-Core se mueven a 3,40 GHz en Turbo. Lo más interesante de todo, es que como podrás ver a continuación, su buen desempeño está ligado a un TDP de 65W.

El Core i5-13400 reduce la oferta a 10 núcleos y 16 hilos (6x P-Core + 4x E-Core) a una frecuencia Turbo de 4,60 GHz. Esta CPU ya se había dejado ver el mes pasado, por lo que no ofrecieron novedades respecto a su rendimiento. Este procesador también llega con un TDP de 65W.

Este Core i5 muestra su rendimiento en CPU-Z y Cinebench

Intel Core i5-13500 consumo y temperatura FurMark

Vamos a lo que interesa, y es que el Intel Core i5-13500 se dejó ver por CPU-Z alcanzando un rendimiento mononúcleo de 767 puntos junto a un rendimiento multinúcleo de 8.227,5 puntos. Esto, de forma rápida y sencilla, se traduce en una mejora de rendimiento mononúcleo del 10% respecto al Core i5-12500, y una mejora multinúcleo de nada menos que el 68%.

Si nos vamos a Cinebench R23, hablamos de una puntuación de 1.901 puntos en mononúcleo y 19.891 puntos en multinúcleo. Esto se traduce en una mejora de rendimiento del 6% en mononúcleo y 60% en multinúcleo.

Adicionalmente, esta CPU fue sometida a un test de estrés con FurMark. De esta forma, exprimiendo la CPU al máximo, fue capaz de consumir hasta 165W de energía, llevando los 6 núcleos P-Core a 4,40 GHz y los 8 núcleos E-Core hasta los 3,10 GHz. Si bien desconocemos el sistema de refrigeración empleado, la temperatura era baja, 71ºC. Baja, para ser un test de estrés que en condiciones reales, ningún juego o software es capaz de igualar.

En conclusión, en términos de rendimiento se acerca a un Intel Core i5-12600K. De esta forma, si el precio acompaña, es una CPU más que decente para conformar un equipo gaming muy atractivo a nivel de precio por rendimiento ofrecido. Como referencia, actualmente el Core i5-12500 se puede encontrar por 249 euros respecto a los 310 euros que cuesta el Core i5-12600K.