El Core i9-13900KS es la primera CPU que supera la barrera de los 9 GHz

ASUS ha revelado por medio de sus redes sociales, que han conseguido que el Intel Core i9-13900KS rompiera la barrera de los 9 GHz (9.000 MHz). En esencia, este es un récord sin precedentes, ya que se trata de la primera CPU que ha sido capaz de alcanzar esta frecuencia.

En concreto, la compañía indicó que gracias a esas frecuencias, y a su placa base tope de gama, la ASUS ROG Maximus Z790 Apex, han conseguido romper 14 récords del mundo. Por lo que su placa base también tiene el placer de ser la que más récords de overclocking y rendimiento ha roto del mercado.

ASUS muestra lo que implica que el Core i9-13900KS sea la primera CPU en alcanzar los 9 GHz

En concreto, la información validada por CPU-Z, nos indican que se consiguió alcanzar una frecuencia de 9.008,82 MHz. Como ya venía siendo en los anteriores récords, para ello se desactivaron los núcleos de bajo consumo energético (E-Core). El artífice del récord fue por parte del overclocker Elmor, el cual recurrió al nitrógeno líquido para reducir la temperatura de la CPU hasta los -250,2ºC.

Entre las pruebas de rendimiento aportadas, está haber terminado el benchmark SUPERPI 32M en un tiempo de 3 minutos, 3 segundos y 778 ms. Eso sí, no es una gran diferencia respecto al anterior récord. Usando la misma placa base, mismo overclocker, pero un Core i9-13900K, se consiguió alcanzar los 8.812,85 MHz. Con ello la prueba se completó en 3 minutos y 4,05 segundos. En esencia, la mejora entre un récord y otro no representa ni 1 segundo de diferencia.

Especificaciones de la nueva CPU tope de gama de Intel

Intel Core i9-13900KS

El Intel Core i9-13900KS ofrece la misma configuración de 24 núcleos y 32 hilos de la variante 'K'. La diferencia, es que estos alcanzan una mayor frecuencia. Por un lado tenemos 8 núcleos P-Core que alcanzan una velocidad de hasta 6.00 GHz. En esencia, 200 MHz extra respecto a la versión K. Cuando se activan un par de núcleos de forma simultánea, la frecuencia máxima es de 5.80 GHz (vs 5,70 GHz). Con todos ellos activos, la velocidad se mantiene a 5.40 GHz. La frecuencia Base también aumenta ligeramente hasta los 3,20 GHz (vs 3,00 GHz).

En lo que respecta a los 16 núcleos centrados en la eficiencia (E-Core), estos llegan a una frecuencia Base y Turbo de 2,20 y 4,30 GHz. En esencia, la misma frecuencia de los E-Core del Core i9-13900K. El aumento de las frecuencias de los P-Core da como lugar un TDP de 150W.

Esto son 25W más respecto al que por ahora es la CPU tope de gama. El consumo máximo (limitado de fábrica) también se mantiene en los 253W. La propia Intel confirmó por error el TDP de 150W en un video ligado a este overclocking.

Siempre hay que recordar que los 6,00 GHz son alcanzables siempre y cuando se cumplan los criterios del Intel Thermal Velocity Boost Frequency. Es decir, que dicha frecuencia solo se alcanzará siempre y cuando la CPU esté a una temperatura inferior a lo que haya marcado Intel. Esa temperatura por ahora es desconocida, pero vete pensando en un sistema de refrigeración por aire tope de gama, o por agua de alta gama.