¿Por qué los procesadores AMD Ryzen 7000 y sus placas cuestan tanto?

Las tornas se han girado completamente de unos años hasta ahora. AMD siempre ha sido considerada como "la empresa del pueblo", principalmente porque ofrecía un mejor ratio de rendimiento/precio, a lo que a veces iba acompañado de un mejor consumo. Pero con los nuevos procesadores y placas esto ha dejado de ser así y su gran rival ahora está por delante en esas dos facetas tan determinantes. ¿Por qué el precio de los Ryzen 7000 y sus placas base es tan alto? ¿Puede hacer algo AMD para reducirlos?

Sin duda Zen 4 es un salto adelante frente a Zen 3, pero como plataforma genera muchas dudas al usuario medio, ya que su valor es mucho más alto que la plataforma de Intel LGA1700, las opciones de placas son menores, no se puede optar por DDR4 y los precios están por las nubes.

El ajuste de los precios está al límite de la rentabilidad

AMD-Ryzen-7000

Lo que hemos visto desde que fueron presentados y lanzados al mercado es un ajuste de aproximadamente un 5% o un 6% de media en la gama Ryzen 7000, es decir, los precios han bajado en esos porcentajes, pero se han estancado ahí.

Los motivos para que sean tan altos son varios, y estos los hacen menos atractivos para que el usuario compre un Ryzen frente a un Core 13. En primer lugar, y como media, los procesadores Intel son más rápidos en gaming y más baratos, bastante más baratos, además, ahora tienen más núcleos que su rival rojo a misma escala de precios.

El precio de los Ryzen 7000 y sus placas base no puede bajar y competir con Intel porque ahora mismo AMD no puede empujarlos hacia abajo, y nos explicamos. Luego, hay un exceso de inventario de unos procesadores que han sido fabricados con unos precios muy al alza y además, las ventas de los Ryzen 5000 merman la de estas nuevas CPU.

Por lo tanto, AMD no quiere perder más dinero tras los ajustes de precio que ya ha hecho, se rumorea que están al límite de la rentabilidad para lo que ha costado fabricarlos más su I+D y publicidad.

El coste de diseño y de fabricación conforme al precio de los Ryzen 7000 y las placas

Coste-fabricación-CPU-AMD-Ryzen

Los costes se han incrementado de manera exponencial y actualmente un procesador como los actuales a 5 nm vale 5 veces más que uno de 45 nm y casi el doble que uno de 7 nm. Aumentar los transistores por mm2 es el camino a seguir, pero además de que la oblea va a salir más cara por diversos motivos, el coste de diseño para AMD también asciende mucho, porque los elementos a tratar son mayores y más complejos a cada salto litográfico.

Además, la arquitectura MCM de los Ryzen 7000 hace que con la elevación de los precios por parte de TSMC actualmente tener 3 die esté costando más por mm2 que la opción de Intel con un solo die, curioso cuanto menos, donde además los rojos tienen mayor área utilizada que su rival.

En cuanto al precio de las placas frente a los Ryzen 7000, lo que tenemos es un escenario incluso más complejo. En primer lugar, AMD ha integrado en algunas versiones de sus chipsets PCIe 5.0 para GPU y SSD NVMe, lo cual implica unos costes más altos en capas de PCB y diseño electrónico para mantener las señales estables y sin ruido.

AMD-chipset-X670E-dual-die

Por si fuese poco, hay versiones con dual chipset, lo que implica un sobrecoste y un rediseño exclusivo para estos modelos si se quiere el mejor rendimiento, mientras que si se busca la rentabilidad lo que tendremos es un único diseño que va siendo degradado para albergar más modelos.

Esto baja el coste para los modelos más caros, pero lo eleva para los más baratos, haciendo que las placas de entrada a ese chipset sean más caras. Otros aspectos son los componentes usados. La electrónica de las placas base AMD está un paso por encima de las de Intel por el complejo diseño del que disponen, pero además, incluso el socket es más caro en el caso de AMD que en el caso de Intel.

En el primer punto, la electrónica, AMD ha pasado de un sistema de alimentación SVI2 a SVI3, lo que le otorga un riel de alimentación más, el cual es necesario al haber aumentado los valores de TDP de sus procesadores y por ende, del EDC y TDC para las placas. Los circuitos que soportan la especificación SVI3 son pocos por ahora y además, son caros, lo que aumenta el precio para cada placa base de los Ryzen 7000.

Aumentar el TDP implica un sistema de fases en mayor número y calidad, un sistema de energía revisado, un sistema de disipación para los VRM más caro y si tenemos en cuenta que la DDR5 es costosa de implementar en una placa base, pues tenemos un cóctel perfecto que simbolizará una subida del precio final de cada placa base.

¿Por qué esto no ocurre de forma tan grave en Intel?

SPS-Z790-SPS-Dr.mos

Intel juega a otra cosa. Parte con mucha ventaja, sobre todo de sesgo por gama, puesto que soporta DDR4, sus chipset son más simples y baratos, sus sistemas de alimentación personalizados por ellos mismos (IMVP9.1) es menos costoso y además lo tienen en volumen. Si a esto le sumamos que el TDP sigue siendo el mismo tras dos saltos de generación y que el consumo máximo se ha mantenido más o menos igual, pues tenemos mayor rentabilidad y menos costes de diseño para los fabricantes.

Para colmo, los procesadores de gama media y baja pueden optar a unas placas más simples y con menos requerimientos eléctricos y técnicos, favoreciendo que el precio sea menor a igual sesgo que AMD. Los de Lisa Su en este estrato del mercado eran muy competitivos en Zen 3, pero al subir los requerimientos de las CPU ha empujado a los fabricantes a adaptarse, y esto sumado a todo lo dicho ha hecho que sea una plataforma menos atractiva económicamente hablando.

Si a esto le sumamos la opción de la DDR4 vs DDR5, hacen que las plataformas Intel sean mucho más atractivas en precio, con diferencias en este punto en concreto que pueden llegar al 80%, porque ciertas DDR5 siguen siendo caras. Al coste al que están los componentes y dada la poca diferencia de rendimiento frente al precio, es innegable que optar por DDR4 en la actualidad es la opción preferida de todo usuario y ahí AMD claramente se ha equivocado con Zen 4, porque de otra manera estaríamos hablando de un precio de los Ryzen 7000 y sus placas mucho más óptimo y cercano al de Intel.

Por lo tanto, a la hora de hacer presupuesto para un nuevo PC, viendo los rendimientos, es innegable que Intel tiene ventaja aquí, incluso en gama baja (por no decir "sobre todo" en gama baja). Solo queda por ver si los nuevos Ryzen 7000X3D van a empujar el precio de sus hermanos menores hacia abajo y entonces AMD puede tener más posibilidades de ser competitiva frente a Intel, pero primero deben limpiar stock estas navidades y por ello también han parado de comprar chips a TSMC hasta nueva orden.