Esto no es un juego: llegan las gafas de VR donde si pierdes puedes morir

Hace una década salió el anime Sword Art Online, simplificado como SAO, el cual cautivó a millones de personas por estar ambientado en un juego MMO en VR. El deseo de muchas personas de poder aislarse de la realidad al conectarse con sus gafas VR a este mundo tenía un gran inconveniente, y es que si morían en el mundo virtual también lo harían en el mundo real. Esta premisa es la que ha utilizado Palmer Luckey, el fundador de Oculus, para crear unas gafas VR basadas en el anime SAO, ya que si mueres dentro del juego, tú también morirás.

Uno de las funciones que siempre hemos querido tener en un dispositivo VR es poder vivir dentro del mundo virtual. Meta ha querido enfocarse en esto con su Metaverso, pero aún está muy lejos de cumplirlo dado que lo único que tenemos es el pochoverso de Horizon Worlds. Si comparamos con lo que hemos visto en películas futuristas y otros medios, no es nada comparable a lo que tenemos ahora. Necesitamos mayor inmersión y eso es algo que está dispuesto a traer Palmer Luckey, creador de las famosas Oculus Rift. Para ello, Luckey ha decidido recrear el sistema VR que se encuentra en el anime Sword Art Online, donde los usuarios pueden sentir lo mismo en el mundo virtual y real, incluida la muerte.

Palmer Luckey quiere que sientas más inmersión en VR: teme por tu vida

Palmer Luckey Oculus VR

El fundador de Oculus debe ser muy fanático de SAO, pues está esforzándose en recrear la experiencia del mundo VRMMORPG de Sword Art Online. Y es que, en dicha serie, las personas podían dejar de vivir en el cruel mundo real al conectarse a su sistema NerveGear, para sumergirse en un mucho más atractivo mundo virtual. Este los llevaba a un videojuego RPG ambientado en un mundo medieval, con un sistema de niveles y mazmorras al más puro estilo MMORPG de juegos como WoW o FFXIV actuales. Sin embargo, este videojuego VR era mucho más inmersivo de los que tenemos actualmente, ya que lo que ocurría ahí también pasaba en la vida real.

A Luckey le interesa muchísimo lograr una experiencia como la vida misma y por ello quiere mayor inmersión en VR haciendo peligrar nuestra vida. Para ello, ha recreado unas gafas VR equipadas con tres cargas explosivas que te acompañarán mientras juegas. Estas están unidas a un fotosensor que detecta cuando la pantalla del juego parpadea en rojo, un claro indicador de Game Over. Precisamente en el momento en que la pantalla del fin del juego aparezca, estas cargas explosivas estallarán destruyendo nuestro cerebro y aquí no habrá hechizo de resurrección que nos salve.

Con estas gafas VR si mueres en el juego, mueres en la vida real

Gafas VR SAO Oculus

Estas nuevas gafas VR están claramente inspiradas en SAO, como podemos ver en la imagen con espada de Kirito incluida. Gracias a sus cargas explosivas, sentiremos el mismo temor que sentiría cualquiera antes de morir ante un boss de una dungeon. A falta de un complejo sistema VR como el NerveGear de la serie, este es un pequeño paso en la búsqueda de lograr una experiencia más real. Recordad, esto no es un juego, perder la partida será tu fin y tu vida depende de lo capaz que seas de sobrevivir. Aquí ya no hablamos de jugadores, hablamos de personas, experimentando los nervios a flor de piel, donde cada paso en falso puede ser una fatídica derrota.

Aquí ya no importa si tiene unos gráficos realistas, si tiene efectos de sonido impresionantes o un gameplay que nos deja anonadados con su complejidad. No, aquí las reglas del juego tal y como las conoces, todo aquello que te han contado que hacía de un juego, algo más "realista", se esfuma, se desvanece y queda la nada. Por qué realmente nada de eso importa, nada puede compararse a poder jugar a morir, a que tu vida dependa de lo competitivo y capaz que seas.

Este invento surge gracias, en parte, a los japoneses, que deseaban tener unas gafas VR como las del anime SAO. De hecho, cuando las Oculus Rift se anunciaron en 2012, el anime Sword Art Online apenas llevaba unos capítulos. Ahora, tras 10 años, podemos decir que estamos a un paso de lograrlo y quién sabe, en un futuro quizá tengamos un Metaverso MMORPG donde nuestra vida esté en peligro y tengamos que sobrevivir a las emboscadas PvP de otros jugadores o a los bosses de las mazmorras.