Biren no podrá competir con AMD o NVIDIA: TSMC no fabricará sus GPU

La política está teniendo un gran impacto en la tecnología global, y es que además de las sanciones a Rusia, China también está dentro de una lista negra, hasta el punto de cambiar todos los planes de Biren Technology. Biren es una compañía emergente china que prometió lanzar una GPU enfocada a Inteligencia Artificial (IA) a un proceso de fabricación de 7 nm equiparable a la futura GPU más avanzada de NVIDIA a 5 nm, por lo que superaría a la actual reina, la NVIDIA A100.

El cambio de planes es evidente: la Taiwan Semiconductor Manufacturing Co. (TSMC) ha suspendido la fabricación de chips avanzados para Biren. El motivo es evidente, cumplir con las regulaciones estadounidenses. Eso sí, una fuente ligada a la fundición, que quiso mantenerse en el anonimato, indicó que esta decisión se ha tomado pese a que TSMC no ha llegado a una conclusión sobre si los productos de Biren cumplen con el umbral de restricciones de EE.UU.

Biren Technology es la única compañía china capaz de competir con AMD y NVIDIA

Biren-BR100-y-BR104-5

Esta compañía es básicamente uno de los diseñadores de semiconductores más prometedores de China, y el principal en lo que respecta a chips gráficos. Según la compañía, sus chips destinados a la IA no se ven afectados por las últimas restricciones de exportación de Estados Unidos, ya que las especificaciones de  sus productos no cumplen con los criterios para restricciones. Esto concuerda con los informes de la propia TSMC, que oficialmente se limitó a indicar que cumplía con todas las reglas relevantes, y se negó a comentar cualquier otro detalle en torno al veto de Biren.

Obviamente, con estas políticas, desde el lado que las legisla, no es que suene muy interesante conocer que China tenga una compañía capaz de producir chips gráficos capaces de competir con los de NVIDIA, e incluso superar su desempeño en IA. Obviamente, al igual que pasó con una prácticamente ya difunta Huawei u otras compañías, la excusa más recurrente es indicar que toda esta tecnología pueda usarse para ayudar a su ejército.

TSMC, el fabricante de chips por contrato más grande del mundo, cumple con todas las regulaciones relevantes y “seguirá sirviendo a todos los clientes del mundo”, dijo el director ejecutivo de la compañía respuesta a una pregunta sobre China durante su llamada de ganancias a principios de este mes.

Con 3 años de vida, la proyección de Biren en el campo de las GPU asusta a sus rivales

 1

Esta empresa se fundó en septiembre de 2019, y ya a principios de este año, en una nueva ronda de financiación, Biren fue capaz de acumular 2.700 millones de dólares para seguir avanzando en el negocio de las GPU. Esto representa un notable salto respecto a los 730 millones de dólares recaudados a principio de 2021, o los 170 millones en 2020.

Este gran énfasis en inversión es evidente, producir chips gráficos a un proceso de fabricación de 7 nm. A esto se le suma que a principios de este año contrató a Yang Chaoyuan. Su nombre obviamente te suena a chino y ya, pero se trata del anterior responsable de diseño de arquitecturas, I+D, o gestión de equipos de NVIDIA. En concreto, cuenta con más de 35 años de experiencia en el desarrollo de productos y la gestión de equipos en la industria de chips de GPU. En su currículum, también se refleja que ha trabajado para TSMC.

Ahora bien, sin nadie que produzca tus chips con procesos de fabricación de vanguardia, la historia cambia bastante, pero estamos viendo como China no está escatimando en gastos para independizarse tecnológicamente de occidente. Por desgracia para Estados Unidos, China se postula como una gran potencia a nivel de tecnología, todo lo contrario a Rusia, que se encuentra en el paleolítico, tecnológicamente hablando, requiriendo de muchísimos años por delante para al menos estar en la situación actual de China.