ASRock Blazing M.2: Disipador SSD con ventilador incorporado

ASRock anunció el lanzamiento de su primer sistema de refrigeración, y curiosamente no es para una CPU, sino para las unidades de almacenamiento SSD. Bajo el nombre de ASRock Blazing M.2 nos topamos con un disipador orientado a refrigerar por aire una nueva generación de SSDs que pueden disminuir su desempeño durante prolongados tiempos de uso, ya que la temperatura puede alcanzar un punto crítico hasta generar un cuello de botella reduciendo su rendimiento para volver a operar a una temperatura segura.

Eso sí, pese a ser el primer sistema de refrigeración de la compañía, es bastante simplón y estéticamente dañino para la vista respecto a otras soluciones que hemos visto hasta ahora. Es más, recuerda a los sistemas de refrigeración activa que empleaban placas base con 15 años de antigüedad. Si bien las nuevas controladoras PCIe 5.0 son capaces de funcionar a temperaturas de hasta 125ºC, el problema está en la memoria, donde el límite se mueve en los 80ºC. De ahí el gran énfasis en los últimos meses de mejorar los sistemas de refrigeración para los SSD, donde incluso EK Water Blocks lanzó un bloque para refrigerar las unidades SSD por agua.

Un vistazo de cerca al disipador SSD ASRock Blazing M.2

Disipador SSD ASRock Blazing M.2

Tal y como puedes observar, no es más que un bloque de aluminio con un pequeño ventilador engarzado dentro de el. Disponible en color gris o negro con distintos diseños, todos comparten el mismo bloque de aluminio con numerosos canales anchos por donde circulará el aire del ventilador y ayudará a reducir más rápidamente el calor generado por la unidad. El único que se diferencia al resto es el modelo Taichi, del cual podemos ver como el disipador es menos alto, pero mucho más largo.

Todos comparten el mismo ventilador de 30 mm capaz de ofrecer un flujo de aire de 4,92 CFM, del cual se desconoce la velocidad de funcionamiento o la sonoridad que genera. Tampoco se indica la mejora de temperatura que aporta respecto a otro sistema de refrigeración convencional.

Tal y como se puede ver al lado del color, hay varios modelos, y estos cuentan con un distinto sistema de anclaje, y es por ello que los Type-1, Type-2 y Type-5 están diseñados para las placas base AMD AM5, mientras que los Type-3 y Type-4 se indica que están diseñados para las placas base Intel Z790. Poco más hay que comentar, pues no es más que un disipador sobredimensionado con un ventilador.

El resto de la industria prefiere soluciones más avanzadas

 1

El sistema de ASRock es quizás el más básico que hemos visto hasta ahora, y es que las ya recurridas soluciones de cobre, incluso con heat pipes de cobre, que debutaron con los SSD PCIe 4.0 sean una mejor opción. Al lado completamente opuesto, Thermalright presentó en el pasado un desproporcionado radiador de aluminio con un par de heat pipes de cobre.

Aunque son las clásicas marcas chinas que aparecen Aliexpress las que más avanzadas están. Estas llegan a ofrecer incluso sistemas de refrigeración dignos de una CPU para el SSD, con un radiador, heat pipes de cobre y un generoso ventilador para realizar una drástica bajada en las temperaturas. Este recibe el nombre de JiuShark M.2-Three y lo vimos hace unos meses en esta web a un precio de 13 euros. Con estas especificaciones y precio, será bastante complicado que ASRock pueda competir con algo así.