El Core i3-N305 aparece en Geekbench rindiendo como un Core i7-7700K

Ya tenemos la primera prueba de rendimiento de un procesador Intel Processor. Hay que recordar que esta nueva gama de procesadores viene a reemplazar a la icónica serie Intel Celeron e Intel Pentium en equipos portátiles. Para ser más exactos, estos procesadores nacen de la plataforma Alder Lake-N, es decir, la 12ª Generación de procesadores Intel Core.

Ahora, después de tanto secretismo, ya hemos podido ver la primera prueba de rendimiento de una de estas CPUs, la cual se conoce como Intel Core i3-N305, y del cual también se conoce que tendrá un hermano pequeño, el Intel Core i3-N300, el cual presumiblemente sería el mismo procesador, pero con unas frecuencias más relajadas para reducir aún más su nivel energético, ya que estos procesadores alardean precisamente de ello.

El Intel Core i3-N305 es equiparable a un Core i7-7700K lanzado en el 2017

Intel Core i3-N305 rendimiento Geekbench

Gracias a su paseo por el software de benchmarking podemos confirmar sus especificaciones y también rendimiento. Este procesador se conforma por 8 núcleos de bajo consumo energético, es decir, 8 núcleos Gracemont (E-Core), los mismos núcleos eficientes que podemos encontrar tanto en los Intel Core de 12ª y 13ª Generación (Alder Lake y Raptor Lake). Estos núcleos llegan con 8 hilos a unas frecuencias Base/Turbo de 1,80/3,70 GHz acompañado de 2 MB de caché de nivel 2 (L2), junto a 6 MB de caché L3.

El Core i3-N300 mantiene estas mismas especificaciones, pero se desconocen por ahora las frecuencias, las cuales serán previsiblemente más bajas. Ambos procesadores soportarían de forma nativa una memoria RAM DDR4 a 3200 MHz.

Como referencia, el Intel Core i7-7700K, procesador de sobremesa de alto rendimiento lanzado hace 5 años, ofrece un rendimiento mononúcleo de 1.209 puntos y multinúcleo de 4.653 puntos por medio de una configuración de 4 núcleos y 8 hilos de procesamiento a una frecuencia Turbo de 4,50 GHz. La gran diferencia está en que este procesador tiene un TDP de 91W de energía, mientras que el Core i3-N305 podría estar ofreciendo un rendimiento muy similar consumiendo, quizás, una quinta parte de su energía. Evidentemente estos procesadores no buscan ser potentes, para eso ya hay líneas específicas de alto rendimiento, simplemente buscan ofrecer un buen desempeño a la par de crear equipos portátiles con una gran autonomía.

Los núcleos Intel Gracemont al detalle

Intel Gracemont - Intel N100 e Intel N200

Hay que recordar que, en términos de rendimiento, Intel indicó con la llegada de Alder Lake que cada 4 núcleos E-Core ofrecen un 80% más rendimiento y una reducción del consumo energético del 80% respecto a 2 núcleos Skylake @ 14nm a la misma frecuencia (usados en los Intel Core 10ª Gen). Con estos datos en la mano, está claro que para la gama más básica de CPUs, son perfectas para equipos de ofimática y multimedia, y más si tenemos en cuenta que estos núcleos se acompañan de unos gráficos integrados.

De esta forma, la información de los Intel Alder Lake-N se completa con unos gráficos Intel Xe-LP con 32 Execution Units (256 núcleos) con acceso a la codificación y decodificación de códecs AV1, H.264, H.265, Dolby Vision e incluso portar vídeo 8K @ 60 FPS, por lo que suponemos que también veremos una interesante cantidad de Mini-PCs con esta CPU, por no hablar de servidores NAS de muy bajo consumo energético a la par de potentes. Por ahora conocemos que estos procesadores verán la luz a principios del próximo año, por lo que podrían ser anunciados en el CES de Las Vegas.