EE.UU advierte a los criptomineros que reduzcan el consumo de energía

La criptominería ha sido una actividad muy criticada por el alto consumo que conlleva. De hecho, hubo países que la prohibieron totalmente, pues era totalmente inviable. Ahora Estados Unidos está advirtiendo que el consumo por la criptominería debe reducirse, pues se ha llegado a un punto de no retorno si el país desea alcanzar la neutralidad de carbono en 2050.

La relación entre criptomonedas, minería y contaminación está muy clara, el consumo del minado de criptomonedas conlleva un aumento de las emisiones de dióxido de carbono (CO₂) a la atmósfera. Como sabemos, este afecta directamente a la capa de ozono y es uno de los principales causantes del cambio climático. Por ello, países como Estados Unidos, quiere intentar alcanzar la neutralidad de carbono, también llamada huella de carbono cero, que consiste en emitir la misma cantidad de CO₂ que el que se retira. Sin embargo, la criptominería se interpone entre este objetivo y ahora la Casa Blanca ha tenido que intervenir.

El consumo de la criptominería en Estados Unidos debe ser regulado

Consumo Energía Criptominería Bitcoin Estados Unidos

La Oficina de la Casa Blanca para Políticas de Ciencia y Tecnología, simplificada como OSTP, ha publicado un informe donde se advierte del peligro del minado de criptomonedas. Y es que, afirman que la minería de criptoactivos en Estados Unidos utiliza la misma cantidad de energía que todos los PC o la iluminación residencial del país. Esto equivale al gasto anual de electricidad de todos los centros de datos del mundo. Este enorme consumo equivale así a entre 25 y 50 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono al año, como todas las actividades ferroviarias por Diesel de EE.UU.

Como vemos, la situación está llegando a un límite donde los legisladores deben implantar medidas para reprimir la minería. Lo curioso es que este informe se ha publicado en pleno septiembre, después del desplome de las criptomonedas. Además, los criptomineros cada vez emplean equipos más eficientes. Pero todo esto no ha sido suficiente, pues la dificultad de los bloques de minado ha aumentado.

Según la OSTP, se añaden 52.560 bloques de Bitcoin al año y se estima que el consumo de energía por bloque es de 1,7 a 2,7 millones de kWh. Adicionalmente, advierten que en estas estimaciones no se refleja el uso de electricidad fuera del blockchain, pues el total es mucho mayor.

El Proof of Stake (PoS) debería solventar estos problemas

Ethereum PoS Reducción Consumo Energía

Si analizamos el resto del informe, vemos una comparativa con la energía consumida por las transacciones de tarjetas de crédito como Visa o MasterCard. Por supuesto, estas acaban utilizando menos del 1% de la energía de monedas como Bitcoin y Ethereum en un año. Mientras el gobierno de los Estados Unidos intenta gestionar el problema de la criptominería y su consumo energético, tenemos una posible solución. Este sería el Proof of Stake o PoS, pues con este sistema se podría reducir el uso de la energía a menos del 1% de la que se consume actualmente.

De hecho, Ethereum pronto cambiará a este nuevo método, con la promesa de adoptar el PoS tan pronto como en este mes de septiembre. Esto llegaría con el tan esperado "Merge" y el debut de Ethereum 2.0, que ya no se podrá minar como antes. De hecho, con este cambio, los holders de criptomonedas ponen sus propias monedas en una blockchain. Aquí obtienen una participación y según se incremente esta mayor influencia tienen.