Sharkoon Skiller SGD10 y SGD20: nuevas mesas gaming ajustables en altura

Sharkoon anunció un par de mesas gaming, la Skiller SGD10 y Skiller SGD20. Entre ellas, la única diferencia está en modificar ligeramente el diseño, y que el la SGD10 tiene 160 centímetros de largo por 80 de ancho, mientras que la SGD20 mide 180 x 85 cm, ambas manteniendo el mismo grosor de 1,8 centímetros.

Que sea un producto "gaming" no implica que sea RGB, sino que facilita la vida diaria de cualquier usuario de PC, y esto se traduce en integrar un sistema de gestionado del cableado para ofrecer una apariencia limpia y facilitar la limpieza, además de ofrecer una gran robustez, pues están enteramente fabricadas en acero siendo capaces de soportar hasta 100 kilogramos de peso. Ambas usan patas extra largas, las cual podrás ajustar para escoger la altura perfecta a la que quieres utilizar la mesa.

Las Sharkoon Skiller SGD10 y SGD20 implican pagar un plus para una mayor organización

 0

La superficie superior de la mesa está fabricada con material MDF que queda cubierto bajo una alfombrilla del mismo tamaño que la mesa escogida. Poco más podemos decir, pues son mesas, así que la información se completa con un brazo para colgar los auriculares, y unos precios recomendados de 279 euros para la Sharkoon Skiller SGD10, y de 299 euros para la Skiller SGD20.

"Para una gestión exhaustiva de los cables, ambas mesas tienen dos salidas de cables cerca del borde posterior del tablero. A través de ellas, los cables pueden dirigirse, sin que se vean, a un canal de cables en la parte trasera de la mesa. Además de estas dos salidas de cables, la SKILLER SGD20 tiene otra abertura en el centro del tablero. Con esta discreta salida adicional, el cableado de los periféricos debería ser más fácil de controlar en la mayor superficie del SGD20. Otro canal de cables puede fijarse magnéticamente en la pata derecha o izquierda de ambos modelos".

Si bien su precio es caro, todo ha subido de precio, y mirando como comparativa en Ikea, algo de similar calidad, pero sin el sistema de gestionado de cableado ni alfombrilla, ya cuesta 229 euros, que es la BEKANT, la misma mesa que uso en la actualidad. Así que el usuario siempre debe elegir si pagar dicho sobrecoste tiene sus ventajas, y yo al menos puedo decir que tengo todos los cables por la mesa y complica su limpieza, ¿pero pagaría un plus para solventarlo?, si fuera justo de dinero, ya te diría que no.