Los Ryzen 7000 estarán en desventaja frente a los Core 13 en RAM DDR5

Los peores pensamientos parece que se van a hacer realidad y lo que se rumoreó en última instancia ahora tiene una confirmación por parte de analistas que tienen ya el hardware en sus manos. Y sí, AMD estará por detrás de Intel en la batalla que enfrenta a sus procesadores por un componente tan clave como es la memoria. Los Ryzen 7000 serán más lentos en DDR5 que los Core 13, donde su punto dulce será DDR5-6000.

Es lo que tiene llegar primero, que puedes cometer errores, sonar como novedoso y aprender de ellos para volver más fuerte. El golpe de Intel con los Core 12 y Alder Lake era la antesala en cuanto a memoria RAM de lo que, al parecer, veremos en breve cuando se enfrenten los dos titanes.

Los AMD Ryzen 7000 tendrían el punto óptimo de rendimiento en DDR5-6000

AMD Ryzen 7000 Fecha Confirmada

No es que sea una mala cifra, ni mucho menos, pero el problema es que se esperaba más. No tanto de serie en su IMC, el cual debería estar en los 5.600 MHz sin mucho problema, sino con overclock o incluso con la nueva tecnología EXPO para los Ryzen 7000.

La noticia de que las placas base y los procesadores ya están en manos de muchos analistas está dejando puntadas muy interesantes para aquellos que quieran saltar de plataforma. Y es que según parece, en las guías de revisión AMD habla del FCLK, UCLK y MCLK como tres relojes a tratar de forma más delicada y precisa.

Hasta tal punto se llega que al parecer ya se está avisando de que el overclock en memoria no va a ser el fuerte de los procesadores Raphael basados en Zen 4. Los primeros datos internos y las fuentes hablan de un punto óptimo bastante más bajo que el de Intel: DDR5-6000, lo que permitiría algo que muchos buscan como es el divisor 1:1 del IMC con la memoria en cuanto a frecuencia.

Subir frecuencias produce malos resultados

ASUS-ROG-X670E-Motherboards

Y ahí viene el principal problema. También se informa sobre el hecho de que aunque podremos setear DDR5-6000 de forma predeterminada con EXPO, pasar de esa frecuencia implicará forzar el divisor a 1:2, lo que al parecer está dando mal resultado en gaming.

Por lo tanto, ¿hay alguna esperanza con AMD frente a Intel al respecto? Bueno, hay varias, pero desde luego la batalla por el ancho de banda está perdida y eso implica desde perder rendimiento con registros, instrucciones o caché, hasta un acceso de la GPU o SSD más lento. Pero vamos a intentar ser positivos con esto.

La esperanza viene desde la latencia. Tener mucho ancho de banda disponible y una latencia muy alta es todavía más contraproducente. Intel pasó de una media de 45 ns para DDR4-4266 MHz a más de 60 ns para DDR5-6000, justo lo que tendrá AMD. Si los IMC de Intel no logran esos 6.400 MHz sin problemas con XMP y AMD hace un gran trabajo en backend con la memoria, es posible que las tornas se igualen o incluso sean mejores para los de Lisa Su.

El problema es que como vimos hace unos días, parece que Intel soportará DDR5-6600 con XMP e incluso más. A 6.800 MHz en un Core 12 la latencia está sobre los 55 ns de media, y eso son cifras mayores. Ni hablemos del ancho de banda, el cual si se optimizan los timings supera en lectura, escritura y copia los 100 GB/s. Por lo tanto, imposible no hay nada, pero los datos facilitados no invitan por esta parte al optimismo con AMD en esta ocasión, las reviews dictarán sentencia.

Artículos relacionados