La Intel Arc A770M rinde como la NVIDIA GeForce RTX 3070M, en 3DMark

Ya podemos ver las primeras pruebas de rendimiento de las GPUs Intel Arc A770M e Intel Arc A550M, es decir, la GPU tope de gama de la compañía para equipos portátiles, junto a la GPU de gama media, quedando por en medio una Intel Arc A730.

Estas pruebas de rendimiento se limitan únicamente a los software de benchmarking 3DMark, y viendo lo que ha pasado en el pasado, no podemos extrapolar el excelente rendimiento de estas GPUs en el benchmark a los juegos, ya que la compañía aún está sufriendo con unos drivers muy verdes que no son capaces de aprovechar el potencial real de sus chips gráficos.

Benchmark Intel Arc A730 e Intel Arc A550M en 3DMark

Rendimiento de la Intel Arc A550M

Esta GPU, conformada por el chip gráfico Intel ACM-G10 con 16 Xe-Cores (2048 núcleos) junto a 8 GB de memoria GDDR6 y una interfaz de memoria de 128 bits, alcanza una puntuación en el 3DMark Time Spy de 6017 puntos. Eso sí, una alerta revela que se usaron los drivers antiguos que incluyen optimizaciones en los benchmarks, por lo que el aviso indica que rompen las reglas de optimización y que estos drivers no están aprobados. Como referencia, sería algo mejor a una NVIDIA GeForce GTX 1660 Ti con 80W de potencia (en benchmarks), mientras que la GPU de Intel ronda los 60-80W.

Rendimiento de la Intel Arc A770M

El modelo tope de gama, con el chip gráfico Intel ACM-G10 conformado por 32 Xe-Cores (4096 núcleos) junto a 16 GB de memoria GDDR6 y una interfaz de 256 bits arrojó una puntuación de 13244 puntos en el benchmarks 3DMark Fire Strike Extreme. En esencia, viene a rendir como la NVIDIA GeForce RTX 3070 Laptop, aunque a la hora de la verdad, en los juegos, sería sobre un 12% más rápida que la NVIDIA GeForce RTX 3060 Laptop que consume 140W (vs 120-150W).

vía: @_rogame | Videocardz

Artículos relacionados