Xindong revela que su GPU Fantasy 1 competirá con la GeForce RTX 3060

Xindong Technology / Innosilicon ha revelado parte de las especificaciones de su GPU dedicada Fenghua 1 (Fantasy 1), gráfica que está basada en la arquitectura PowerVR de Imagination Technologies, con acceso a las APIs más populares del mercado, tales como DirectX, Vulkan, OpenGL, OpenCL, OpenGL ES, Caffe 1.0, TensorFlow 1.1.2 y ONNX. Al tratarse de una GPU basada en PowerVR, viene con pilas de software para Android, Linux y Windows. En lo que respecta al proceso de fabricación, han recurrido a los 12nm, aunque se desconoce la fundición que está detrás.

Actualmente hay dos tarjetas gráficas Fantasy 1: la de un solo chip tipo A y la tipo B con una configuración de doble chip. La Fantasy 1 de un solo chip cuenta con un rendimiento de cálculo de unos 5 TFLOPS FP32 para los gráficos y 25 INT8 TOPS para la IA/ML, lo que es comparable al rendimiento (teórico) de la GPU GeForce RTX 2060 de Nvidia con la posibilidad de equiparle 4GB/8GB/16GB de memoria GDDR6 o GDDR6X. Supuestamente, su consumo es de unos 50W, notablemente inferior al de la GPU de Nvidia (160W).

Innosilicon Fantasy 1 Type A 740x403 0

Por su parte, la Fantasy 1 de doble chip duplica esta cifra con un rendimiento de cálculo FP32 de aproximadamente 10 TFLOPS FP32 y 50 INT8 TOPS para IA/ML. Estas cifras son ligeramente superiores a las ofrecidas por la GeForce RTX 3060 de Nvidia admitiendo configuraciones de memoria de 8GB/16GB/32GB.

Ambas GPUs emplean la interfaz PCI-Express 4.0, y salidas de vídeo DisplayPort 1.4 + HDMI 2.1.

Innosilicon Fantasy 1 Type B

Hay que tener en cuenta que estas cifras representan el rendimiento de cálculo teórico, además de que el escalado mediante diseños de doble GPU puede duplicar el cálculo y, al mismo tiempo, crear una serie de otros obstáculos cuando se trata de procesamiento de gráficos en tiempo real.

Además de la compatibilidad con los controladores gráficos, las GPU duales suelen tener que contener dos copias de todo en la memoria: una copia para cada GPU y su VRAM conectada directamente. La sincronización de los datos de los fotogramas entre las GPUs complica aún más las cosas, y a menudo requiere un soporte específico para el juego. De esta forma, aunque su rendimiento bruto sea llamativo, es lógico de esperar que no se refleje en los juegos.

vía: Tom's Hardware

Artículos relacionados