Intel habría fracasado en su intento de comprar SiFive por 2.000 millones de dólares

Si Nvidia está teniendo problemas para adquirir a ARM, parece que Intel está sufriendo lo mismo para adquirir a SiFive, el rival directo de ARM, ya que es su homólogo bajo la arquitectura de conjunto de instrucciones RISC-V, y ambas están planteando un serio riesgo al dominio de la arquitectura x86, por lo que hablamos de adquisiciones de gran relevancia en la industria.

Según ha revelado Bloomberg, esta historia es mucho más corta que la de Nvidia, ya que indica que las empresas no pudieron llegar a un acuerdo ni sobre las condiciones financieras, ni sobre cómo podrían utilizarse las tecnologías de SiFive en Intel.

"Las conversaciones de Intel Corp. con el diseñador de chips SiFive Inc. han finalizado sin un acuerdo y la empresa buscará inversión externa en su lugar, según personas con conocimiento del asunto.

Las conversaciones entre las dos compañías fracasaron recientemente después de que no pudieran llegar a un acuerdo sobre las condiciones financieras y la forma en que la tecnología de SiFive se integraría en la hoja de ruta de chips de Intel, dijeron las personas, pidiendo no ser identificadas porque es un asunto privado", indicó Bloomberg.

Intel y su adquisición de SiFive

A principios de este año, s había informado de que Intel había ofrecido 2.000 millones de dólares por la startup, pero según los últimos informes, parece que finalmente esta adquisición no se formalizará. Aunque Intel podría ciertamente desarrollar y ofrecer sus propios núcleos RISC-V para atraer a los diseñadores de SoCs para aplicaciones emergentes, hacerse con una empresa de renombre de RISC-V con IP, clientes y gente familiarizada con el ISA podría ser una forma preferible de entrar en el mundo de RISC-V.

Si-Five se adelanta a muchos adoptantes de RISC-V y tiene más posibilidades de abordar aplicaciones emergentes que aún no son abordadas ni por las arquitecturas x86 ni por ARM. Para desarrollar ofertas más competitivas, SiFive tiene previsto ampliar su equipo de desarrollo de CPUs de 200 a 400 ingenieros, por lo que necesita dinero, ya sea de inversores privados o de grandes empresas, pero parece que este dinero no llegará por parte de una compra de Intel.

Artículos relacionados