Xbox Series X|S: Consiguen crear un adaptador para usar cualquier SSD externo

Un modder chino ha revelado que ha conseguido fabricar un adaptador casero para poder usar cualquier unidad de almacenamiento SSD M.2 convencional en las consolas Xbox Series X|S. A diferencia de la PlayStation 5, que ofrece una ranura M.2 para añadir cualquier SSD (que cumpla los requisitos mínimos), Microsoft optó por un formato propietario en colaboración con Seagate. Esto dio lugar a un pequeño SSD externo que se conecta en un puerto exclusivo en la parte trasera de la consola.

¿El problema? todo lo que sea propietario conlleva pasar por el aro y pagar lo que piden si lo quieres. Y eso son unos 220 euros por 1 TB de capacidad, precio por el que podríamos adquirir SSDs M.2 con más del doble de velocidad a menor precio. Ese sería el resumen entre emplear un puerto con formato propietario y otro 'libre'.

Adaptador CFE con un SSD M.e NVMe para Xbox Series X|S

Los miembros del foro chino han descubierto una solución a esto en forma de tarjeta adaptadora CFE. Las tarjetas de expansión de Seagate cuentan con un enlace CFE modificado que se ha convertido de Gen 3 a Gen 4, por lo que, técnicamente, es necesario modificar el enlace del adaptador para convertir prácticamente cualquier unidad NVMe para que sea compatible con las nuevas consolas. Si bien no es algo nuevo, se ha pasado de los comentarios y teorías, a realmente llevar a la práctica un diseño así.

Así luce el Adaptador CFE con un SSD M.2 NVMe en una Xbox Series S

El usuario compró la tarjeta adaptadora CFE en una tienda de cámaras DSLR, ya que estas tarjetas adaptadoras no están muy extendidas en el mercado tecnológico. Se utilizó un SSD Western Digital CH SN530 que cuenta con un protocolo NVMe M.2 2230 y se equipó en el extremo posterior de la tarjeta adaptadora.

Se puede ver que, aunque la tarjeta adaptadora no tiene suficiente espacio para un SSD de longitud completa, ya que los agujeros de montaje terminan siendo cortos, pero con un par de apaños se resuelve el problema.

1. Un SSD NVMe PCIe 4.0 x2. Elegí el Western Digital SN530 (2230). Este SSD es un almacenamiento original integrado en la Xbox Series X. Si la Xbox Series S necesita ser desmontada para ampliar su capacidad, se puede decir que esta unidad de almacenamiento es imprescindible.

2. Los adaptadores de CFe a NVMe son vendidos en línea por muchas personas, principalmente en las tiendas de accesorios de fotografía. Por supuesto, también hay una solución de tarjeta CFe de bricolaje, pero necesita pulir el SSD. Pulir los SSDs tiene ciertos riesgos, por lo que hay que tener cuidado si se tiene poca habilidad manual.

El resumen de todo esto, es que funciona, la consola reconoció la unidad de almacenamiento externo, eso sí, el adaptador limita las velocidades de lectura hasta los 1700 MB/s y la de escritura hasta 1480 MB/s, pero es una forma económica de ampliar la capacidad de la Xbox Series X|S pensando en jugar a esa mayoría de título que realmente no aprovechan al 100% los beneficios de un SSD más rápido, más allá de los tiempos de carga, claro.

Xbox Series X|S
Xbox Series S con el SSD externo de 1 TB

vía: Bilibili | Wccftech

Kioxia

Artículos relacionados