Valorant tendrá como requisito el TPM en Windows 11 para evitar a los ‘chetos’

Los 'chetos' son siempre el principal problema de los juegos online, y más en un shooter competitivo como Valorant que se ganó una gran fama en muy poco tiempo. Debido a ello, ahora se ha dado a conocer que este juego exigirá que todos los ordenadores que cuenten con Windows 11 tengan un módulo TPM (Módulo de Plataforma de Confianza).

Básicamente, aquel equipo que no cumpla con este requisito, no podrá jugar a Valorant, al igual que Microsoft le bloqueará cualquier posible actualización del OS por medio de Windows Update obligando a que se cumpla este requisito.

Valorant

El requisito del TPM permite a Riot Games, el desarrollador de Valorant, bloquear los ordenadores de los jugadores que usen cualquier tipo de hack, además de bloquear sus cuentas y/o direcciones IP. Esto se hace a través de la clave RSA grabada en el TPM, que no puede ser borrada o alterada. Cada clave RSA refuerza la autenticidad con su dispositivo asociado, asegurando que Windows y cualquier aplicación que se ejecute en la máquina sepa quién es el sistema.

Si todo va según lo previsto, la nueva normativa TPM debería causar grandes problemas a los chetos que sean descubiertos, y es que serían obligados reemplazar el PC en el que juegan , o más probablemente reemplazar partes importantes como la CPU o la placa base, para poder eludir la prohibición. No está claro si el cambio a un módulo TPM diferente funcionaría, pero es de suponer que no es el caso, pues simplemente se compra un puñado de módulos y sale rentable.

Por el momento, Riot Games sólo aplica el requisito del TPM en los PC con Windows 11, y todavía no hay ningún requisito oficial para Windows 10. Eso sí, piden el mismo requisito que pide Microsoft para instalar su OS, por lo que no se le puede criticar de nada. Si ahora el TPM se traslada como requisito a Windows 10, ahí si estaríamos ante un serio problema.

Kioxia

Artículos relacionados