ProtonMail en tela de juicio tras facilitar a las autoridades la dirección IP de un activista

ProtonMail, un servicio de correo electrónico que se enorgullece de su seguridad con el cifrado de extremo a extremo, incluso protegiendo a sus usuarios de las prácticas de vigilancia masiva de las agencias de seguridad estadounidenses, está ahora en tela de juicio después de haber facilitado la dirección IP de un activista climático francés a la policía suiza.

Según se informa, la empresa actuó en respuesta a una solicitud enviada a través de Europol por las autoridades francesas, que pidieron ayuda a los suizos. Al tener su sede en Suiza, ProtonMail tiene que obedecer las leyes del país. Eso incluye el registro de las direcciones IP de los usuarios en "casos delictivos extremos", según su propio informe de transparencia.

ProtonMail

El fundador y director general de ProtonMail, Andy Yen, reaccionó al informe policial en Twitter sin mencionar las circunstancias específicas de ese caso en particular:

"Proton debe cumplir la legislación suiza. En cuanto se comete un delito, las protecciones de privacidad pueden suspenderse y la ley suiza nos obliga a responder a las solicitudes de las autoridades suizas", escribió.

En particular, Andy Yen quiere dejar claro que su empresa no cooperó con la policía francesa ni con la Europol. Parece que la Europol actuó como canal de comunicación entre las autoridades francesas y las suizas. En algún momento, las autoridades suizas se hicieron cargo del caso y enviaron una solicitud a ProtonMail directamente. La empresa hace referencia a estas solicitudes como "solicitudes extranjeras aprobadas por las autoridades suizas" en su informe de transparencia.

El caso en cuestión implica a activistas que tomaron locales comerciales y apartamentos cerca de la plaza Sainte Marthe de París. Según indica TechCrunch, la protesta comenzó como un esfuerzo local en torno a la gentrificación del barrio, pero rápidamente se convirtió en un movimiento que acaparó los titulares nacionales en Francia. El 1 de septiembre, publicaron un artículo en el que se afirmaba que las autoridades francesas enviaron un mensaje a través de Europol para descubrir quién había creado su cuenta de ProtonMail.

Yen señala que el cifrado de la compañía impide ver el contenido de una cuenta de ProtonMail, y que tampoco conoce la identidad de sus usuarios. Por tanto, en este caso, no era consciente de que estaba revelando información sobre activistas climáticos. De cara al futuro, dice que la empresa será más clara en cuanto a la forma en que maneja los casos de persecución penal, y promoverá aún más el uso de ProtonMail a través de su sitio Tor y de la VPN de la empresa para los usuarios particularmente preocupados por la privacidad.

Kioxia

Artículos relacionados