Los MacBook de 13″ con SoC M1 serían objeto de una demanda colectiva

El bufete de abogados Migliaccio & Rathod LLP ha anunciado que está buscando a usuarios que hayan adquirido un MacBook Air y MacBook Pro de 13 pulgadas de nueva generación, con el SoC Apple M1,  que hayan experimentado problemas ligados a la rotura de sus pantallas para iniciar unas "posibles reclamaciones legales contra Apple" en su nombre. En otras palabras, parece que se están preparando para una demanda colectiva por un defecto de fábrica.

Pantalla rota de un MacBook Pro 2021 con SoC Apple M1

Según se indica, en últimos meses han aparecido varios informes sobre pantallas rotas en los últimos portátiles de Apple. En la mayoría de los casos, los propietarios de los portátiles dijeron que levantaron la tapa del equipo sólo para encontrar enormes grietas en sus pantallas que surgieron de forma inesperada. Algunas de las grietas inutilizaron los PCs y requirieron que los propietarios pagaran alrededor de 600 dólares por las reparaciones, afirman los abogados.

"El servicio de atención al cliente de Apple no ha sido receptivo a estas quejas. Los usuarios se quejan de que los representantes de Apple insisten en que el culpable es un pequeño elemento o partícula que se aloja entre el teclado y la pantalla al cerrarse, incluso cuando esa explicación es completamente contraria a las experiencias de los usuarios", dijo el bufete.

"Migliaccio & Rathod LLP está investigando actualmente a Apple por los informes generalizados de que la pantalla retina de su reciente línea de portátiles M1 MacBook es vulnerable a las roturas de la pantalla durante el uso normal. Muchos usuarios alegan que han abierto sus dispositivos desde la posición cerrada sin aplicar ninguna presión indebida, sólo para encontrarse con dramáticas grietas en la pantalla retina, a menudo acompañadas de barras negras que recorren la pantalla. Otros informan de que la grieta se produjo tras un simple ajuste del ángulo de visión de la pantalla.

Muchos sospechan que la pantalla simplemente no es lo suficientemente resistente como para soportar las presiones normales de apertura, cierre o ajuste de su posición, un problema del que Apple no ha proporcionado ninguna advertencia. Sea cual sea el caso, a los usuarios no les queda más remedio que gastar más de 600 dólares en la reparación de la pantalla, sin garantía de que el defecto de rotura de la pantalla no vuelva a producirse más adelante".

vía: 9to5mac

Kioxia

Artículos relacionados