Los fabricantes de chips en EE.UU. incrementan sus pedidos a las fundiciones chinas

Parece que cuando hay dinero en juego, la política da igual, y es que fuentes de la industria han revelados que numerosos fabricantes de chips con sede en los Estados Unidos han estado aumentando de manera progresiva sus pedidos a fundiciones con sede en China en busca de mitigar los posibles riesgos derivados de las actuales tensiones comerciales entre EE.UU. y China.

Ante la escasez mundial de chips, son cada vez más las compañías que buscan curarse en salud y no frenar su producción, y para ello están recurriendo a una ya fuerte industria de semiconductores en China. Gracias a las inversiones del propio Gobierno y empresas privadas, la industria China es la que más crece, y el objetivo no es otro que buscar la independencia tecnológica.

Fundiciones en China

Aunque el veto de los Estados Unidos a su principal fundición, SMIC, frenó en seco que ya pudieran fabricar en masa chips de vanguardia a un proceso de fabricación de 7nm, y destrozó los plazos para iniciar las pruebas a 5nm, para China esto es solo un mero retraso de sus planes.

Hay que recordar que, en julio, la industria china de semiconductores envió 31.600 millones de circuitos integrados (CI), un 41,3% más respecto al mismo periodo de 2020, con una media de aumento de la producción de 1.000 millones de unidades al mes.

vía: Digitimes

Kioxia

Artículos relacionados