Review: SCUF Instinct Pro

Si bien hace ya 2 años que Corsair adquirió SCUF Gaming, no ha sido hasta ahora que hemos podido analizar un producto de la marca con el lanzamiento mundial del nuevo SCUF Instinct Pro. Se trata de un controlador para Xbox Series X|S y One que, además de ser compatible con las consolas de Microsoft, también lo es con Windows, Mac y dispositivos móviles Android e iOS.

SCUF Instinct Pro

Veamos antes de nada las especificaciones técnicas de este producto:

SCUF Instinct Pro
Controles Joysticks intercambiables
D-PAD intercambiable
Gatillos bloqueables
4 botones mapeables traseros adicionales
Selector de perfiles
Conectividad Xbox Wireless
Bluetooth
USB-CPuerto de extensión
Jack 3,5 mm TRRS para auriculares y micrófono
Compatibilidad Xbox One / One S / Series X|S
Windows 10+
Mac OS 10.15+
Android / iOS
Dimensiones 168 x 108 x 53 mm
Peso 280 gramos

Agradecer antes de comenzar a SCUF su confianza en El Chapuzas Informático al cedernos este producto para su análisis.

Embalaje y Accesorios

SCUF Instinct Pro - Embalaje frontal

El SCUF Instinct Pro llega en una caja de cartón que nos muestra el diseño del producto en el frontal y las características asociadas a los distintos puntos del controlador en el reverso.

SCUF Instinct Pro - Embalaje trasero

SCUF Instinct Pro - Embalaje interior

En el interior, lo encontramos protegido por un marco de plástico y unos aros de espuma, quedando en un segundo nivel los accesorios.

SCUF Instinct Pro - Embalaje interior 2

SCUF Instinct Pro - Documentación

Además del manual de usuario y una tarjeta de información de seguridad, incluye como accesorios propiamente dichos el cable USB a USB-C que permite su carga y uso cableado, así como un par de pilas AA Duracell y un par de joysticks alternativos.

SCUF Instinct Pro - Accesorios

Compra Online

SCUF Instinct Pro - Configurador

Antes de centrarnos en el controlador, debemos aclarar que la compra del SCUF Instinct Pro debe realizarse en la web oficial con un configurador que nos permite elegir ya no solo el color de la tapa que da color al mando, sino el color de los botones XYAB, gatillos o la forma del D-PAD y los joysticks (cortos / medios / largos y cóncavos / convexos).

Para nuestro análisis, hemos elegido un diseño bastante peculiar en blanco con detalles negros y celestes que queda sensacional con la combinación de los anillos antifricción de los joysticks y los botones XYAB en naranja, o eso pensamos.

SCUF Instinct Pro

SCUF Instinct Pro - Vista frontal

Una vez que tenemos el SCUF Instinct Pro frente a nosotros, podemos comprobar que su diseño se idéntico al que diseñamos, algo que nos dejará ya de por si muy satisfechos. En líneas generales, sigue el diseño y formas del de Xbox Series X|S, con unas dimensiones de 106 x 155 x 66 mm (alto, ancho, grueso) y un peso de 280 gramos, dando una excelente impresión de calidad.

SCUF Instinct Pro - Vista frontal - Zona superior

En la zona superior, encontramos los 4 botones esperados, contando el de Xbox con iluminación como también cabe esperar.

SCUF Instinct Pro - Vista frontal - Zona izquierda

A la izquierda, encontramos un joystick cóncavo, aunque para la foto lo hemos cambiado por el convexo incluido. Esto va al gusto y puede elegirse por separado para el izquierdo y el derecho, así como entre 3 alturas. A su lado encontramos también una cruceta que podemos elegir con este diseño o en +, así como personalizar su color.

SCUF Instinct Pro - Vista frontal - Zona derecha

A la derecha, tenemos el segundo joystick, destacando que ambos cuentan con un aro antifricción a su alrededor que permite el giro de estos por su lado externo de forma ultrasuave, siendo también personalizable en cuanto a color. Igualmente personalizables son los botones XYAB, tanto en color como en transparencia.

SCUF Instinct Pro - Vista frontal - Zona inferior

En la zona inferior tenemos un botón dedicado para silenciar el micrófono, así como un LED que lo identifica. Girando el mando, vemos mejor el conector jack TRRS para auriculares y micrófono cableados y el conector de expansión de Xbox.

SCUF Instinct Pro - Margen lateral

Una de las grandes diferencias entre el SCUF Instinct Pro y la versión “no Pro” es que los agarres de los laterales están engomados y con un acabado rugoso que permite una total sujeción, siendo además ideales para los que sudan mucho.

SCUF Instinct Pro - Margen trasero

El lado posterior no presenta grandes diferencias con el mando de Xbox Series X|S. Encontramos los botones LB/RB convencionales y los gatillos LT/RT, aunque estos últimos tienen la gran mejora de que podemos bloquar su recordido y convertirlos en botones. De esta forma, tenemos un disparo inmediato en shooters, por ejemplo. Del botón de sincronización o el USB-C poco tenemos que comentar, más allá de que el segundo nos permite el uso del controlador de forma cableada por si nos quedamos sin pilas o si queremos reducir aun más la latencia en entornos competitivos.

SCUF Instinct Pro - Vista trasera

Giramos el SCUF Instinct Pro para ver los interruptores que permiten el bloqueo de los gatillos y 4 botones mapeables adicionales que aumentan notablemente las posibilidades de control. Disponemos además de otro botón para elegir entre distintos perfiles que guardemos desde el propio controlador.

SCUF Instinct Pro - Vista trasera pilas

Tal y como en el controlador oficial cuenta con una tapa que da acceso al hueco de las pilas AA, siendo seguramente compatible con las baterías oficiales o no oficiales que las sustituyen.

SCUF Instinct Pro - Carcasa frontal

Pero uno de los puntos más especiales del SCUF Instinct Pro es que podemos retirar su carcasa para cambiarla si la desgastamos con el tiempo o si nos aburrimos de su diseño y para cambiar fácilmente los joysticks y el D-PAD.

SCUF Instinct Pro - Interior

Debemos destacar por último que el SCUF Instinct Pro es compatible tanto con Xbox Series X|S y Xbox One como con Windows, Mac, Android e iOS. Para los últimos, podemos usar tanto el cable USB como la conexión Bluetooth que ofrece.

Pruebas

SCUF Instinct Pro - Encendido

Para su conexión, podemos optar por usar el cable y así sincronizarlo o hacerlo con el botón dedicado a tal fin en la consola y el controlador. Anotar que nos detectó una actualización de firmware, algo que se completa en unos minutos.

Hemos usado el SCUF Instinct Pro durante muchas horas en diferentes juegos encontrándolo realmente ergonómico, aunque los botones adicionales del lado posterior son fáciles de pulsar sin querer al coger el mando entre manos, pero no una vez lo tenemos bien sujeto.

El engomado de los laterales produce un agarre perfecto, superior al oficial de Xbox Series X|S, que ya viene de por si mejorado frente al de Xbox One.

El comportamiento de los joysticks es sensacional, tanto por la estabilidad en el centro como por el giro por todo su contorno al tener los aros de teflón que minimizan la fricción. Además, el poder optar entre la versión cóncava y la convexa da un no tan sutil matiz a su tacto que permite adaptarlo mejor a nuestro gusto. Personalmente, me ha gustado mucho con el convexo a la izquierda y el cóncavo a la derecha, pero cuestión personal.

Tanto la cruceta como los botones ABXY ofrecen también un tacto fabuloso, con un clic similar al del oficial. Mientras, los botones traseros, ofrecen la posibilidad de realizar dos acciones de forma simultanea mucho más fácil, pues pulsar los botones ABXY de forma simultánea puede ser complicado.

La vibración es muy similar a la del modelo oficial, sin apreciar diferencias claras.

En cuanto a la autonomía, hemos jugado durante días sin agotar sus pilas, por lo que la imaginamos similar a la del oficial. Como siempre, nada mejor que unas pilas recargables a mano para sustituirlas en caso de necesidad, aunque siempre podemos usar el cable para un apuro.

Conclusión

SCUF Instinct Pro

El SCUF Instinct Pro ofrece dos claras virtudes frente al mando oficial de Xbox Series X|S: las posibilidades de personalización estética y los botones adicionales en el lado trasero. Cierto es que para lo segundo está la versión Elite v2 del oficial, pero para lo primero no tenemos las mismas posibilidades en el configurador de Microsoft. Además, rebosa calidad por todos lados y ofrece unos joysticks realmente buenos, algo que junto a la posibilidad de bloquear el recorrido de los gatillos lo convierten en el complemento ideal para jugadores exigentes.

Sin embargo, todo esto tiene un precio. Y es que el SCUF Instinct Pro estará disponible por nada menos que 199 euros, un precio elevado a pagar por sus altas prestaciones que, obviamente no te harán dejar de ser un manco, pero si te ofrecen un aporte extra si ya juegas a cierto nivel.

Principales ventajas
+ Excelente ergonomía y agarres engomados
+ Grandes posibilidades de personalización estética
+ Joysticks y botoines con excelente tacto
+ 4 botones adicionales traseros
+ Gatillos bloqueables
+ Conector jack TRRS de 3.5 mm para auriculares y micrófono
+ Compatibilidad con Xbox, PC, Mac, Android e iOS
Aspectos Negativos
- Precio elevado
Otros Aspectos
* Incluye cable para usarlo cableado

Desde del El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Oro al frontal SCUF Instinct Pro.

Galardón de Oro

Kioxia

Artículos relacionados