Los equipos «incompatibles» con Windows 11 no tendrán acceso a las actualizaciones

Microsoft se está tomando bastante en serio el lanzamiento de Windows 11, y es que la compañía irá tan lejos como bloquear las actualizaciones del sistema operativo en aquellos ordenadores que no cumplan con los requisitos mínimos. El mayor problema de los requisitos es el archiconocido módulo TPM 2.0, ya que cuando hablamos de requisitos pensamos en equipos viejos, pero aquí podemos hablar de sistemas modernos que únicamente no cuentan con este módulo.

Windows 11

Si bien existen formas de saltarse la seguridad e instalar Windows 11 en equipos sin el módulo instalado, con el lanzamiento oficial, estos equipos pasarán a ser catalogados como "sin soporte", por lo que no tendrán acceso a ningún tipo de actualización de Windows Update, es decir, que el usuario se quedará sin recibir actualizaciones que puedan resolver algún problema con el funcionamiento del sistema, o peor aún, sin ningún tipo de actualización de seguridad.

Hay que recordar que Windows 10 seguirá teniendo soporte hasta finales de 2025. Conociendo este detalle, dar el salto al sistema operativo de Microsoft no tiene muchos alicientes si tienes que gastar dinero de tu bolsillo para que tu equipo cumpla los requisitos, por no hablar que, salvo los usuarios que vayan a comprar un procesador Intel Alder Lake, actualizar el OS no conllevará una mejora del rendimiento del equipo.

vía: TechPowerUp

Kioxia

Artículos relacionados