Intel Foundry Services invertirá hasta 200.000 millones de dólares en su negocio de chips

Parece que Intel se ha tomado muy en serio su papel como fundición de terceros, es decir, que además de fabricar sus propios chips, fabricará los de otras compañías, siendo la primera de ellas Qualcomm con un acuerdo que se materializará en el año 2024.

Para convertirse en un serio rival de TSMC y Samsung, la compañía dará un golpe de talonario aumentando los fondos de inversión de su fundición en 200.000 millones de dólares, básicamente es multiplicar los fondos ya anunciados de manera oficial.

Intel Foundry Services

Como parte de la transición de Pat Gelsinger a CEO de Intel, el principal elemento nuevo en la estrategia que añadió fue el negocio de Intel Foundry Services (IFS). Pat Gelsinger dijo que se comprometía a convertirlo en un "gran éxito" para Intel, pero sus rivales prácticamente monopolizan el mercado y deberán invertir grandes dosis de dinero en levantar nuevas fundiciones y mejorar las actuales para aumentar la fabricación de obleas y poder lidiar con su propia producción de chips a la par que fabrica chips para sus clientes.

"En primer lugar, yo diría que IFS ha tenido un gran comienzo y ha cobrado mucho impulso en poco tiempo. Si IFS tiene tanto éxito como sugiere el plan de fabricación de 200.000 millones de dólares de Intel, podría convertirse en un nuevo negocio clave (que hoy tiene 0,000 millones de dólares de ingresos). En segundo lugar, los inversores deben tener en cuenta que IFS es sólo un elemento de la estrategia de Intel," indicó Arne Verheyde, analista de Seeking Alpha.

"Por ello, reitero mi tesis de inversión a largo plazo en Intel. Intel se valora como si apenas tuviera perspectivas de crecimiento, pero IFS es un ejemplo clave de las muchas oportunidades de crecimiento que tiene en realidad Intel: fundición, CPU, GPU, nube, red y 5G, Mobileye y robotaxis, IoT, inteligencia artificial, etc.

El plan de Pat Gelsinger de más de 200.000 millones de dólares para aumentar la capacidad propia tanto como la los clientes de IFS indica que Intel es mucho más optimista que este autor sobre el éxito de IFS. Si Intel puede realmente arrebatar una cuota de mercado significativa y sustancial a empresas como TSMC (como sugieren estas inversiones), IFS podría convertirse en el tercer negocio de Intel, además del PC y el centro de datos (aunque probablemente tendría que competir con Mobileye por ese puesto). Nótese que aquí estoy hablando del caso alcista en el marco temporal de 2030 o así, ya que como se ha comentado los primeros chips sólo están previstos para 2024. Esto significa que esto no es para los inversores a corto plazo.

Para concluir, la valoración de Intel no ha cambiado significativamente (todavía), incluso cuando Intel sigue mejorando constantemente sus ingresos. La última estrategia de IFS indica que Intel podría continuar su actual trayectoria de crecimiento a largo plazo. Dada la valoración del PER de Intel, el riesgo a la baja parece razonablemente limitado, pero el potencial alcista sigue siendo importante".

Kioxia

Artículos relacionados