Los AMD Ryzen 7000 seguirán estancados en la interfaz PCI-Express 4.0

Siguen saliendo a la luz más documentos filtrados de Gigabyte, y estos revelan que los procesadores AMD Ryzen 7000 (Raphael) no ofrecerán soporte a la interfaz PCI-Express 5.0, soporte que sí ofrecerá su rival, Intel, a finales de este mismo año por medio de su plataforma Alder Lake, por lo que ofrecerá una interfaz que duplica el ancho de banda hasta alcanzar los 128 GB/s.

Básicamente, esta misma información se había filtrado ya en mayo, y ahora sólo queda que AMD se tenga que defender como gato panza arriba como ya hiciera en su día Intel al tardar en adoptar el PCI-Express 4.0 quitándole peso a una interfaz que se ganó la popularidad en tiempo récord gracias a la llegada de una nueva generación de SSDs con velocidades de infarto.

Diagrama Socket AM5 - AMD Ryzen 7000 Raphael

Los documentos confidenciales filtrados están ligados al diagrama de bloques de la nueva plataforma con el socket AM5, donde se indica que los Ryzen 7000 tendrán acceso a un máximo de 28 líneas PCI-Express 4.0 x16. 16 de ellas están ligadas a los gráficos dedicados, 4 a una ranura M.2 NVMe conectada a la CPU, otras 4 líneas van a parar a la controladora USB4 dedicada, y las 4 líneas restantes como bus de chipset.

En esencia, los AMD Ryzen 7000 ofrecerán 4 líneas PCIe adicionales pensando en la conectividad USB 4.0. En placas base económicas, se podrían redirigir a un segundo puerto M.2. Eso sí, la novedad que se mantiene es el uso de la memoria RAM DDR5, donde AMD también llegará tarde, aunque en este caso un año después.

vía: TechPowerUp

Kioxia

Artículos relacionados