Resident Evil Village se convierte en el primer juego crackeado que analiza Digital Foundry

El Resident Evil Village ha dado mucho de que hablar, y si bien el juego es una joya, no lo es tanto el rendimiento que ofrece en su versión de PC debido al ya más que conocido problema del stuttering ligado a lo agresivo que es el DRM de Denuvo, que por si no fuera suficiente, se acompaña de una protección adicional implementada por Capcom.

Tal es la agresividad de esta protección, que incluso en las CPUs más potentes del mercado se nota un gran bajón de los FPS en momentos concretos a lo largo de todo el juego, mientras que las CPUs más modestas harán que la experiencia de juego sea cuanto menos tediosa, sobre todo en los momentos clave del combate al luchar con los enemigos. Obviamente, esto no sucede en la versión del juego para consolas.

Gracias al crack de EMPRESS, que hace un bypass, se pudo comprobar como el framerate mínimo mejoró en nada menos que 45 FPS en un Intel Core i7-7700. Sin el crack, el juego llegó a marcar un rendimiento de hasta 6,2 FPS. Una vez crackeado, los 51 FPS, la diferencia es muy notoria.

Resident Evil Village crackeado

Debido a ello, Digital Foundry, un canal de YouTube especializado en analizar juegos a nivel de calidad visual o rendimiento, quiso probar de primera mano si esto realmente era así, y es por ello que tras 2.499 vídeos publicados, Resident Evil Village se convierte en el primer juego crackeado que analizan para mostrar cuan agresivo es el DRM en este juego.

Durante el análisis, uno de estos stutterings, en un Intel Core i9-10900K con una Nvidia GeForce RTX 3080, llega a marcar 31 FPS cuando la versión crackeada se mueve en 112 FPS, es prácticamente cuatro veces más rendimiento el que recibe un jugador que ha pirateado el juego respecto a quien lo ha comprado legalmente (o que luego lo crackeó para poder jugarlo con una CPU más básica claro).

En las pruebas realizadas, incluso una Nvidia GeForce RTX 3090 llega a ofrecer menos FPS que una Xbox Series S cuando ocurre este problema.

Kioxia

Artículos relacionados