Después de todo, la API DirectStorage no será exclusiva de Windows 11

Si bien uno de los principales reclamos para que los gamers se fueran al OS más moderno de Microsoft sin perder tiempo era que la API Microsoft DirectStorage será exclusiva de Windows 11, pues parece que finalmente esto no será así, y es que esta tecnología que aprovechará el SSD para eliminar los tiempos de carga en los juegos también estará disponible en Windows 10.

La información proviene del propio blog oficial de los desarrolladores de Microsoft DirectX, donde se indica explícitamente que el SDK de DirectStorage será compatible con Windows 10, a partir de su versión 1909 hacia delante, al igual que el SDK de DirectX 12 Agility.

Eso sí, también se indica que esta tecnología se aprovechará más en Windows 11 debido a que se construyó con DirectStorage en mente, pero desconocemos realmente si las diferencias serán apreciables o no, o mejor dicho, si compensan el cambio de OS.

Microsoft DirectStorage

"Compatibilidad con DirectStorage 

Microsoft se compromete a garantizar que cuando los desarrolladores de juegos adopten una nueva API, puedan llegar al mayor número de jugadores posible. Por ello, los juegos creados con el SDK de DirectStorage serán compatibles con Windows 10, a partir de la versión 1909, al igual que el SDK de DirectX 12 Agility.

Las características de DirectStorage se pueden desglosar en:

  • El nuevo modelo de programación de la API de DirectStorage que proporciona un patrón de llamadas de envío y finalización por lotes al estilo de DX12, lo que libera a las apps de la necesidad de gestionar individualmente miles de solicitudes de I/O por segundo.
  • Descompresión en la GPU, que proporciona una descompresión superrápida de los activos para el tiempo de carga y los escenarios de streaming (en una próxima versión)
  • Optimizaciones de la pila de almacenamiento: En Windows 11, esto consiste en una pila de almacenamiento del sistema operativo actualizada que libera todo el potencial de DirectStorage, y en Windows 10, los juegos seguirán beneficiándose del uso más eficiente de la pila de almacenamiento del sistema operativo heredado.

Esto significa que cualquier juego construido en DirectStorage se beneficiará del nuevo modelo de programación y de la tecnología de descompresión de la GPU en Windows 10, versión 1909 y superior. Además, dado que Windows 11 se construyó con DirectStorage en mente, los juegos que se ejecutan en Windows 11 se benefician aún más de las nuevas optimizaciones de la pila de almacenamiento.

vía: DSOG

Kioxia

Artículos relacionados