Demandan a Activision Blizzard por discriminación y acoso sexual a sus trabajadoras

El Departamento de Vivienda y Empleo Justo de California ha presentado una demanda contra Activision Blizzard en la que se alega que las empleadas se han enfrentado a un "acoso sexual constante, que incluye manoseos, comentarios e insinuaciones" debido a una "cultura laboral de chicos de fraternidad".

La demanda, que llega tras más de dos años de investigación, también alega que las mujeres de Activision Blizzard cobraban menos que los hombres en las mismas funciones y ascendían más lentamente que ellos.

La denuncia afirma que "las mujeres fueron objeto de numerosos comentarios e insinuaciones sexuales, manoseos y tocamientos físicos no deseados, y otras formas de acoso. Las empleadas que trabajaban para el equipo de World of Warcraft señalaron que los empleados y supervisores masculinos se les insinuaban, hacían comentarios despectivos sobre la violación y tenían otros comportamientos degradantes".

Un antiguo director de tecnología está acusado de "manosear a las empleadas ebrias en los eventos de la empresa y era conocido por tomar decisiones de contratación basadas en el aspecto de las solicitantes".

"Un supervisor masculino recién ascendido delegaba sus responsabilidades en sus subordinadas, ahora mujeres, en favor de jugar al Call of Duty".

Activision Blizzard

Las quejas al personal de recursos humanos de Activision Blizzard, así como a los ejecutivos, incluido el presidente de Blizzard, J Allen Brack, fueron ineficaces, ya que "las quejas fueron tratadas de manera superficial y despectiva y no se mantuvieron confidenciales", recoge la demanda, lo que dio lugar a que el personal que se quejó fuera "objeto de represalias, incluyendo, entre otras cosas, la privación de trabajo en proyectos, el traslado involuntario a diferentes unidades y la selección para despidos".

La demanda afirma que las mujeres de color en Activision Blizzard fueron "objetivos especialmente vulnerables" de la discriminación. Una "empleada afroamericana que trabajaba en tecnología de la información" fue obligada por su jefe a "escribir un resumen de una página" sobre cómo pasaría el tiempo libre que solicitaba, algo que no se le hizo a nadie más, alega la agencia.

Otras mujeres fueron asignadas a funciones de menor nivel, con un salario inferior, y no fueron tenidas en cuenta para los ascensos, dice la demanda, "en favor de homólogos masculinos que carecían de la misma experiencia o cualificación, pero que eran amigos del jefe masculino de la unidad".

Al parecer, antes de presentar la demanda se intentaron métodos alternativos de resolución de conflictos, aunque finalmente "las partes implicadas no pudieron resolver las quejas administrativas". En nombre de los demandantes, el DFEH solicita una indemnización por daños y perjuicios, salarios impagados y una compensación de una cantidad que se determinará en un juicio con jurado.

Activision Blizzard desmintió las acusaciones

"Valoramos la diversidad y nos esforzamos por fomentar un lugar de trabajo que ofrezca inclusión para todos. El DFEH incluye descripciones distorsionadas, y en muchos casos falsas, del pasado de Blizzard. Hemos sido extremadamente cooperativos con el DFEH a lo largo de su investigación, incluso proporcionándoles datos extensos y amplia documentación, pero se negaron a informarnos qué problemas percibían", indicó la compañía.

vía: PCG

Kioxia

Artículos relacionados