Tras el escándalo del Alienware m15 R5 a Dell le llega una demanda por publicidad engañosa

Si Dell ya no tenía suficiente con la mala fama que le está dando el escándalo relacionado con su equipo portátil Alienware m15 R5, ahora tiene que lidiar con una demanda por publicidad engañosa relacionada el equipo portátil gaming que precede a este modelo. Esta demanda llega justo después de que Dell reconociera que capó el rendimiento de la Nvidia GeForce RTX 3070 que incorpora de manera intencionada.

La GeForce RTX 3070 ofrecida en su equipo contaba con 4608 CUDA Cores cuando en realidad debería ofrecer 5120 CUDA Cores, es decir, que estaban desactivados 512 núcleos y se creía que una mala vBIOS del fabricante tenía el problema, pero para Dell ese no era un detalle de importancia. Curiosamente, Dell no mostraba ninguna información en concreto de la GPU, algo que va en contra de las propias normas de Nvidia para determinar el TDP de la GPU que adquirimos (a mayor TDP mayores frecuencias).

Alienware m15 R5 Ryzen Edition 740x286 0

Dell respondió a las acusaciones indicando que la decisión de desactivar los núcleos de la GPU GeForce RTX 3070 fue intencionada por su equipo de ingenieros tras "cuidadosas pruebas y elecciones de diseño". El fabricante de portátiles también ha confirmado que podría habilitar más núcleos en el futuro, lo que demuestra que la decisión de limitar el número de núcleos CUDA no tiene ninguna lógica. Esta información no se ofrece al clientes de comprar el equipo, por lo que están perdiendo un 10% de rendimiento respecto a cualquier otro portátil con el mismo hardware.

Tras hacerse una bola de nieve, hasta el punto de indicarse que en algún momento de junio llegaría una vBIOS que resolviera el incidente, la compañía ya tiene sobre la mesa la primera demanda por publicidad engañosa relacionada con su predecesor, y es que la compañía indicaba que su portátil permitía actualizar el hardware 'Core' (CPU & GPU) como si de un PC de sobremesa se tratara para vender sus equipos antes de ser reemplazados por nuevos modelos como el del último escándalo.


  • Esta demanda es necesaria para reparar la codicia del demandado, Dell Technologies ("Dell"), practicada en detrimento de sus consumidores. Dell engañó intencionadamente al público con el fin de crear una ventaja competitiva basada en una falsa representación para impulsar las ventas de su ordenador portátil gaming insignia, el Alienware Area 51M R1 ("Area 51M"), en el segmento de mercado de los ordenadores portátiles gaming, intensamente competitivo.
  • Para ello, falseó afirmativa y falsamente características y cualidades del Area 51M que sabía que no existían, con el fin de atraer a clientes desprevenidos para que pagaran un precio más alto por el Area 51M de lo que merecía sin las cualidades y características representadas, y para que eligieran el Area 51M en lugar de otros productos de la competencia, que podrían haber sido elegidos si Dell hubiera descrito con precisión y veracidad la calidad y las características del Area 51M.
  • Lo más destacado es que Dell anunció falsamente a los consumidores que los componentes de hardware principales del Area 51M, su Unidad de Procesamiento Central ("CPU") y su Unidad de Procesamiento de Gráficos ("GPU") (la CPU y la GPU se denominan colectivamente en ocasiones "componentes principales"), eran totalmente actualizables a futuras CPUs de Intel y GPUs de Nvidia.
  • Los componentes principales de las distintas marcas de portátiles para juegos son prácticamente idénticos, ya que todos los fabricantes ofrecen las mismas CPU Intel y las mismas GPU Nvidia. Por esta razón, los fabricantes se ven obligados a diferenciar y comercializar sus productos basándose en otros criterios como el precio, la estética u otras características únicas.
  • Los componentes principales actúan como motores centrales y gráficos de un ordenador y son los responsables del rendimiento de los juegos. A diferencia de los ordenadores de sobremesa, los portátiles se han construido tradicionalmente con CPUs y GPUs permanentemente fijadas, lo que hace imposible su retirada y, por tanto, su actualización. Como resultado, los consumidores no pueden cambiar los componentes principales de su portátil por CPUs y GPUs de última generación más rápidas y potentes. En lugar de ello, los consumidores deben comprar un portátil completamente nuevo cuando desean actualizar sus componentes centrales de última generación, lo suficientemente potentes como para jugar a los juegos de ordenador más recientes y tecnológicamente más exigentes. Esta cualidad, en particular, limita la vida útil y, en consecuencia, el valor de mercado de los portátiles para juegos. La declaración de Dell de que el Area 51M tenía una "capacidad de actualización sin precedentes" parecía eliminar esta limitación de la vida útil del producto y del valor de mercado.
  • Para el consumidor de juegos, esta "capacidad de actualización sin precedentes", como la describió Dell, es decir, un portátil que se puede actualizar como un ordenador de sobremesa, es el santo grial elusivo de la informática móvil. Dell llegó a llamar al Area 51M "ordenador de sobremesa móvil" para consolidar aún más su supuesta capacidad material de que el Area 51M es actualizable del mismo modo que un ordenador de sobremesa.
  • El Area 51M fue lanzado en el verano de 2019, aproximadamente un año antes del final del ciclo de vida de sus ofertas de Core Component. Nvidia tenía previsto lanzar, y así lo hizo, sus GPUs móviles actualizadas y más potentes, la RTX 2060 SUPER, la RTX 2070 SUPER y la RTX 2080 SUPER en junio de 2020 o alrededor de esa fecha, y sus esperadísimas GPUs de nueva generación, la serie RTX 3000 en otoño de 2020, que lanzó en septiembre de 2020. Además, Intel tenía previsto lanzar sus CPUs de décima generación en el segundo trimestre de 2020 o en torno a él. Por tanto, sin la representada "capacidad de actualización sin precedentes", los consumidores tenían pocos incentivos para comprar el Area 51M, que costaba más de 5.000 dólares cuando estaba totalmente equipado, sabiendo que sus componentes Core quedarían obsoletos en menos de un año.
  • Dell sabía que tenía que hacer frente a las dudas de los consumidores de comprar el Area 51M poco antes de que sus componentes principales quedaran obsoletos. Para ello, Dell afirmó que los componentes principales del Area 51M eran actualizables, con lo que se resolvía cualquier duda o temor de los consumidores respecto a sus componentes principales, que pronto quedarían obsoletos.
  • En realidad, los componentes centrales del Area 51M no eran actualizables. Dell lo ha admitido. Dell dijo falsamente a los consumidores que los componentes principales del Area 51M eran actualizables para motivar a los compradores que no estaban dispuestos a comprar un portátil para juegos cerca del final del ciclo de vida generacional de sus componentes principales y para crear una ventaja competitiva significativa (aunque falsa) frente a otros fabricantes de portátiles para juegos, ya que ninguna otra empresa ofrecía un portátil con tal capacidad en el momento en que el Area 51M salió a la venta.
  • Los demandantes, por lo tanto, solicitan a Dell una restitución por la violación de la Ley de Publicidad Falsa y la Ley de Competencia Desleal, daños y perjuicios por tergiversación fraudulenta, y medidas cautelares de conformidad con la Ley de Recursos Legales de los Consumidores.

vía: Wccftech

Artículos relacionados