Las placas AMD AM5 (Ryzen 7000) llegarían en el Q2 2022; las Intel Z790 (Raptor Lake) en el Q3

Parece que según los últimos rumores, el 2022 será bastante calentito, y es que se indica que será durante el Segundo Trimestre de 2022 (Q2 2022) cuando AMD lance sus placas base con el socket AM5 (Ryzen 7000), mientras que un trimestre más tarde le tocaría estrenar nueva arquitectura a Intel con sus procesadores Raptor Lake, los cuales mantendrán el socket LGA1700 que estrenará Alder Lake a finales de este año, pero con un nuevo chipset en las placas base, el Intel Z790.

IHS AMD Ryzen 7000 1 740x241 0

Intel Alder Lake (Q4 2021)

Antes de que todo esto ocurra, el lanzamiento más inminente es el de los procesadores Intel Alder Lake-S, que ofrecerán un diseño híbrido al combinar núcleos de alto rendimiento, los Golden Cove, que ofrecerán una mejora de rendimiento en el IPC de un 20 por ciento respecto a Cypress Cove (Rocket Lake-S), con núcleos de alta eficiencia energética bautizados como Gracemont.

Todo ello irá aderezado del proceso de fabricación más avanzado de la compañía, los 10nm Enhanced SuperFin, mientras que el modelo tope de gama ofrecerá una configuración de 8x núcleos Golden Cove con HyperThreading + 8x núcleos Gracemont, lo que suma un total de 16 núcleos y 24 hilos de procesamiento. Si bien en el Q4 2021 llegarán las placas base Intel Z690, se tendrá que esperar al Q1 2022 para las B660 y H610.

AMD Ryzen 6000 (¿Q3 2021?)

Intel Alder Lake-S también permitirá que la compañía sea la primera en ofrecer un procesador de consumo con acceso a la interfaz PCI-Express 5.0 con hasta x16 líneas (también tiene soporte PCIe 4.0) además de acceso a la memoria RAM DDR5 @ 4800 MHz o DDR4 @ 3200 MHz, en ambos casos, con configuración Dual Channel. Es por ello que requeriremos otra nueva plataforma basada en el socket LGA1700.

Estos procesadores harán uso de la microarquitectura Zen3+ @ 6nm, que se espera ofrezcan una mejora de IPC que se sitúe entre un 9 y un 12 por ciento, a lo que se le suma que estos procesadores alcanzarían por fin la frecuencia de los 5.00 GHz, lo que implica un mayor margen de mejora a la hora de la verdad. La mayor de de las novedades estarán ligadas a su 3D V-Cache, la cual aumentará notablemente la memoria de la CPU prometiendo una mejora de rendimiento adicional de hasta un 15%.

AMD Ryzen 7000 (Q2 2022)

estos procesadores emplearán los núcleos AMD Zen4, que se especula que serán un 20% más rápidos respecto a cada núcleo Zen3+ a la misma frecuencia. Eso sí, se espera que con Zen3+ @ 6nm AMD al menos ofrezca CPUs a 5.00 GHz, desconociendo si con Zen4 @ 5nm la compañía podrá igualar a una Intel que ya ha estandarizado alcanzar frecuencias Turbo hasta los 5.30 GHz.

Con los Ryzen 7000 llegarán muchas novedades, como el socket AM5, se integran gráficos AMD RDNA2, o acceso a la memoria RAM DDR5 @ 5200 MHz. En términos de consumo, hablamos de un TDP de hasta 120W, y de hasta 170W para una edición especial.

Para terminar, pasaremos a un máximo de 28x líneas PCI-Express 4.0 (vs 24) con el chipset AMD X670, se añadirá soporte a las instrucciones AVX-512, la integración de la conectividad USB 4 de manera nativa, y nos mantendríamos en una configuración de hasta 16 núcleos en el modelo más avanzado.

Intel Raptor Lake (Q3 2022)

Raptor Lake básicamente se trataría de un Alder Lake Refresh, es decir, una evolución donde se indica que en su versión para equipos portátiles existirán ajustes en la configuración de los núcleos híbridos junto a una pertinente mejora de rendimiento, aunque lo más interesante es la adopción de la memoria RAM LPDDR5X (vs LPDDR5) y que los últimos rumores hablan de que se ofrecerá una configuración de hasta 24 núcleos respecto a los 16 de su predecesor.

vía: @PJ_Lab_UH

Kioxia

Artículos relacionados