G.Skill se adentra en el mundo de los chasis con su G.Skill Z5i

G.Skill anunció su primer chasis, y lo hace arriesgándose en el competitivo mercado de los chasis Mini-ITX con la G.Skill Z5i, diseñada para crear un equipo gaming de alto rendimiento en un espacio compacto.

Enteramente fabricada en aluminio, y con doble ventana de vidrio templado, una de ellas curva, montadas sobre bisagras, su diseño interno se divide en dos, dejando un compartimento entero para la GPU, permitiendo así que pueda ocupar hasta 3 ranuras de expansión con una longitud máxima de 330 m junto a un radiador de 280 mm de longitud para integrar una líquida al sistema, o añadir 2x ventiladores de 140 o 120 mm para mejorar el flujo de aire en el interior del sistema.

Z5i

El resto de la información conocida de la G.Skill Z5i pasa por permitir la instalación de 1x unidad de almacenamiento de 3,5"/2,5" + 2x de 2,5", una placa base en formato Mini-ITX, una fuente de alimentación en formato SFX, tenemos 2x puertos USB 3.0 en el frontal más 1x USB-C, filtro antipolvo imantado en la parte superior, y no podía faltar un toque de iluminación RGB. Respecto a su disponibilidad y precio, pues ha cogido la mala costumbre de la RAM, y eso quiere decir que no se reveló ningún detalle.

Kioxia

Artículos relacionados