Intel oficializa la inversión de 3.500M$ en su fábrica de Nuevo México

Intel oficializa la inversión de 3.500M$ en su fábrica de Nuevo México

Tal y como anunciábamos esta mañana, Intel finalmente ha anunciado que invertirá 3.500 millones de dólares en su fábrica de Rio Rancho, en el estado de Nuevo México. Ahora conocemos que esta inversión tiene como cometido el desarrollo de tecnologías de empaquetado 3D avanzadas como Forevos. Esta inversión también dará como resultado 700 nuevos puestos de trabajo de alta tecnología, aumentando así notablemente la actual plantilla de poco más de 1.800 empleados.

Adicionalmente, se generarán 1.000 puestos de trabajo para la construcción junto a otros 3.500 asociados a la ampliación. Se espera que la ampliación de la fábrica comience a finales de este año.

Fábrica de Intel en Rio Rancho

"Un diferenciador clave para nuestra estrategia IDM 2.0 es nuestro liderazgo incuestionable en el empaquetado avanzado, que nos permite mezclar y combinar tiles de computación para ofrecer los mejores productos. Estamos viendo un enorme interés en estas capacidades por parte de la industria, especialmente tras la introducción de nuestros nuevos Intel Foundry Services. Estamos orgullosos de haber invertido en Nuevo México durante más de 40 años y vemos que nuestro campus de Río Rancho sigue desempeñando un papel fundamental en la red de fabricación global de Intel en nuestra nueva era de IDM 2.0", dijo Keyvan Esfarjani, vicepresidente senior y director general de Fabricación y Operaciones de Intel.

La avanzada tecnología de empaquetado 3D de Foveros permite a Intel fabricar procesadores con tiles apilados de manera vertical, en lugar de uno al lado del otro, lo que proporciona un mayor rendimiento en un espacio más reducido. También permite a Intel mezclar y combinar los módulos de cálculo para optimizar el coste y la eficiencia energética. El paso del SoC al "sistema en paquete" permitirá a Intel satisfacer las crecientes necesidades de rendimiento informático para la inteligencia artificial, el 5G y el borde.

La red global de fábricas de Intel es una ventaja competitiva que permite la optimización de los productos, la mejora de la economía y la resistencia del suministro. Invertir en las operaciones de fabricación de la compañía es un componente clave de su estrategia IDM 2.0 recientemente anunciada. Las tecnologías que se desarrollan y fabrican actualmente en la planta de Río Rancho -la tecnología Intel Optane, el puente de interconexión multidie integrado y la tecnología Intel de fotónica de silicio- desempeñan un papel importante en la nueva era de innovación de Intel al simplificar y optimizar la memoria, el empaquetado y la conectividad de los semiconductores.

"La inversión de 3.500 millones de dólares de Intel en Nuevo México creará 700 nuevos puestos de trabajo en los próximos tres años y establecerá el campus de Río Rancho como el centro nacional de la compañía para la fabricación de semiconductores avanzados", dijo la Gobernadora de Nuevo México, Michelle Lujan Grisham.

"Con este emocionante desarrollo, ya estamos viendo los beneficios de la legislación de este año que amplía LEDA, generando puestos de trabajo de alta calidad y bien pagados para los Nuevos Mexicanos. El estado e Intel tienen una asociación de 40 años, y hoy, con herramientas innovadoras de desarrollo económico y la demanda mundial de esta tecnología, podemos celebrar una nueva generación de trabajadores y el crecimiento del empleo en la planta de fabricación de Intel en Nuevo México."

Artículos relacionados