El rediseño de la PlayStation 5 pasaría por usar una CPU fabricada a 6nm

En el día de ayer dábamos a conocer que el propio director financiero de Sony reveló que la compañía podría llegar a rediseñar su consola PlayStation 5 debido a la actual escasez de componentes.

Un día después conocemos que uno de estos cambios podrían ser el propio SoC semi-personalizado de AMD que le da vida, el cual se reemplazaría su versión actual por una versión a 6 nanómetros (6nm), que se indica que es la opción más barata posible en la actualidad para resolver el problema de stock. Por si no fuera suficiente, incluso estos rumores revelan que el rediseño de la consola sería una realidad a lo largo del Q2 o Q3 de 2022.

SoC de la PlayStation 5 2 740x494 0

Este movimiento podría deberse a que AMD ha conseguido una gran cantidad de asignación de obleas a 6nm de TSMC, lo suficiente como para reemplazar ya el diseño actual a 7nm considerando que la asignación que puede ofrecer a 6nm es superior.

Estas fechas son realmente extrañas, y es que hay que recordar que se espera que a principios de 2023 llegue la PlayStation 5 Slim estrenando un proceso de fabricación a 5nm que sí trae numerosas mejoras (y es mucho más caro), y es que el salto de los 7nm a los 6nm no es suficiente como para que la compañía pueda reducir significativamente el sistema de refrigeración de la consola y ofrecer un nuevo modelo como tal.

Por otro lado, si lo que Sony quiere garantizar la disponibilidad, tampoco sería extraño que realmente la compañía lance al mercado una PlayStation 5 con una lotería de chips a 6nm o 7nm y así asegurarse de acelerar las ventas y con ello los ingresos provenientes de los juegos.

Artículos relacionados