Documentos oficiales confirman que a Sony no le gusta que sus consolas tengan crossplay

Documentos oficiales confirman que a Sony no le gusta que sus consolas tengan crossplay

Si bien la batalla legal entre Epic Games y Apple reveló cuánto invirtió la compañía en los juegos regalados en la Epic Games Store, también publicó documentos que confirman lo que y sabíamos: a Sony no le interesa que sus jugadores de PlayStation accedan a juegos crossplay.

Según estos documentos, Epic Games hizo todo lo posible para que Sony permitiera ofrecer el soporte crossplay a Fortnite, pero mientras que la compañía japonesa bloqueaba esta opción, tanto Microsoft como Nintendo permitieron que los jugadores con distintas consola pudieran jugar entre sí.

PlayStation 4

De manera muy resumida, Epic Games hizo todo lo posible para que Sony diera su brazo a torcer, ya que incluso ofrecía contenido exclusivo para los usuarios de PlayStation, extender la licencia de su motor gráfico Unreal Engine 4, integrar nuevas funciones nativas para su consola, e incluso un evento por todo lo alto en el E3 donde la PlayStation 4 fuera la protagonista, pero nada de eso sirvió.

"No puedo pensar en un escenario en el que Epic no consiga lo que queremos: esa posibilidad se fue por la puerta cuando Fortnite se convirtió en el mayor juego de PlayStation", dijo Joe Kreiner, vicepresidente de desarrollo de negocio de Epic, a Sony por medio de un email ahora filtrado.

"Anunciamos el crossplay en conjunto con Sony. Epic se desvive por hacer que Sony parezca un héroe. Epic incluso ofreció marcar su presencia en el E3 con PlayStation o añadir personajes únicos, exclusivos para los suscriptores de PS Plus, para endulzar el trato. Hagamos de esto una gran victoria para todos. Epic no va a cambiar de opinión sobre el tema, así que pongámonos de acuerdo ahora", ni aún así funcionó.

Email de Joe Kreiner a PlayStation

Fortnite no fue el único afectado, sino que con otros juegos como Rocket League o Minecraft se repetía la historia, pero claro, esto terminó cansando a sus propios jugadores en un momento donde Fortnite era el juego más popular de la consola. Eso sí, Sony no iba a ser tan buena, aceptó dar soporte crossplay pero impuso una tarifa especial a los desarrolladores en forma de compensación ante una supuesta pérdida de dinero que esto iba a generar.

Se desconoce cual ha sido la cantidad de dinero que Epic Games tuvo que pagar para Fortnite tuviera acceso al crossplay en las consolas de Sony.

vía: The Verge

Artículos relacionados