AMD sigue priorizando el uso de obleas para fabricar chips de alto rendimiento

En un mercado donde escasea todo, no es que resulte llamativo que Lisa Su, CEO de AMD, haya indicado que la compañía aún esté gestionando la producción limitada de productos derivando las obleas a una priorización de la fabricación de chips de alto rendimiento, y esto por ejemplo implica procesadores de alta gama en vez de los procesadores más básicos, ya que se entiende que esa misma oblea puede tener mucha más rentabilidad haciendo con ella una CPU AMD Ryzen 9 5900X en vez de un Ryzen 5 o cualquier otro producto con un precio de venta más bajo.

CPU AMD Ryzen 740x536 0

En una reciente conferencia de JPMorgan, Lisa Su reiteró que la demanda ha superado a la oferta debido a la escasez actual. Después de que se le preguntara si AMD podría obtener mayores beneficios si la capacidad estuviera ahí para facilitar la demanda. La pregunta giró entonces hacia la priorización:

"Hay algunos ordenadores que estamos dejando sin servicio. Diría, en particular, que si se observan algunos de los segmentos del mercado de PC, una especie de extremo inferior del mercado de PC, hemos dado prioridad a algunos de los modelos comerciales de gama alta, a los modelos gaming y ese tipo de cosas".

Al igual que sucedió en el pasado, sin ir más lejos, con Intel en en tiempos de escasez, la priorización se convierte en una parte importante de la estructura de lanzamientos de una empresa, y sólo tiene sentido dar prioridad a los productos de gama alta que generan más beneficios. Tu capacidad está limitada, pero al menos cada silicio que consigues crear ofrece un gran retorno de la inversión.

Para terminar, Lisa Su indicó que espera que tenga una mayor capacidad de producción dentro de dos trimestres, es decir, a finales de este año. Los expertos indican que esta escasez podría acompañarnos hasta bien entrado el 2022, e incluso llegar al 2023 sin una relativa normalidad.

Si bien hace unos meses era muy complicado encontrar procesadores AMD de alto rendimiento, en una conocida tienda española podemos ver que cuentan con al menos 400 unidades del Ryzen 9 5900X o cerca de 160 unidades del Ryzen 9 5950X, por lo que parece existir ya una relativa normalidad de stock en el mercado de CPUs. Las GPUs ya son otra historia completamente a parte.

Artículos relacionados