La última actualización de Windows 10 empeora el rendimiento de los juegos y genera BSODs

La última actualización de Windows 10 empeora el rendimiento de los juegos y genera BSODs

Tener siempre al día las actualizaciones de Windows 10 nunca es una buena idea, y un claro ejemplo de ello está en una de las actualizaciones más recientes, la KB5001330 para las builds 2004 y 20H1, y la KB5001337 para las buils 1909/1903. Tras su instalación, los usuarios están experimentando serios problemas de rendimiento con los juegos con drásticas caídas en los FPS o la inestabilidad de los mismos, e incluso pantallazos azules de la muerte (BSODs) que les fuerzan a reiniciar el equipo.

Además, ha habido numerosos informes de otros problemas que no están relacionados con los juegos, como problemas con las DNS y el arranque en bucle. Para algunos, la actualización ni siquiera se instala y se queda atascada en un determinado porcentaje mientras se instala.

Parche Windows 10 740x493 0

Probablemente uno de los peores problemas relacionados con esta actualización es que puede aparecer un antiguo bug que puede llegar a borrar los archivos del usuario. TechRadar informó hace unos días de que el "error del usuario temporal" ha vuelto, provocando la desaparición de tu sesión de usuario, junto con tus archivos ubicados dentro de ese perfil de usuario (como la carpeta Documentos). Por suerte, se trata de un problema que se ha replicado en extrañas ocasiones.

La única solución al problema actual es desinstalar estos parches. Para ello, vete al Menú de Inicio o dale a la tecla de Windows en tu teclado, escribe "historial de actualizaciones", dale clic a "ver historial de actualizaciones" y ya dentro vete a "desinstalar actualizaciones" y busca el parche KB5001330 o KB5001337 para su desinstalación.

Artículos relacionados