La NASA contrata a SpaceX para hacer que el ser humano vuelva a pisar la Luna

La NASA contrata a SpaceX para hacer que el ser humano vuelva a pisar la Luna

La NASA anunció que SpaceX ha sido seleccionada para ayudarle a completar su programa Artemis, el cual implica volver a llevar a la Luna al ser humano. Eso sí, si bien la compañía indica que se realizará una mayor exploración de la Luna, parece que le da más relevancia a que se haya por primera vez en la historia una mujer en nuestro satélite, además de una persona "de color".

La NASA usará su propio cohete Space Launch System para llevar a cuatro astronautas al espacio a bordo de la nave Orion para su viaje de varios días a la órbita lunar. Allí, dos miembros de la tripulación se transferirán al sistema de aterrizaje humano (HLS) de SpaceX para la etapa final de su viaje a la superficie de la Luna. Después de aproximadamente una semana explorando la superficie lunar, subirán al módulo de aterrizaje para su corto viaje de regreso a la órbita, donde volverán a la nave Orion para su regreso a la Tierra con los otros dos astronautas que no tendrán la oportunidad de pisar la Luna.

El valor total de la adjudicación del contrato, basado en hitos y a precio fijo, es de 2.890 millones de dólares.

Proyecto Artemis

"Con esta adjudicación, la NASA y nuestros socios completarán la primera misión de demostración con tripulación a la superficie de la Luna en el siglo XXI, al tiempo que la agencia da un paso adelante para la igualdad de la mujer y la exploración del espacio profundo a largo plazo", dijo Kathy Lueders, administradora asociada de la NASA para la Dirección de Misiones de Exploraciones y Operaciones Humanas. "Este paso crítico pone a la humanidad en el camino de la exploración lunar sostenible y mantiene nuestros ojos en las misiones más lejanas en el sistema solar, incluyendo Marte".

SpaceX ha colaborado estrechamente con los expertos de la NASA durante el periodo base de rendimiento del HLS para informar sobre el diseño de su módulo de aterrizaje y garantizar que cumple los requisitos de rendimiento de la NASA y los estándares de los vuelos espaciales tripulados. Estas normas acordadas, que son un principio clave para la seguridad de los sistemas, abarcan áreas técnicas de ingeniería, seguridad, salud y medicina.

"Este es un momento emocionante para la NASA y especialmente para el equipo de Artemis", dijo Lisa Watson-Morgan, directora del programa HLS en el Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA en Huntsville, Alabama. "Durante el programa Apolo, demostramos que es posible hacer lo que parecía imposible: hacer aterrizar a seres humanos en la Luna. Al adoptar un enfoque de colaboración en el trabajo con la industria, al tiempo que se aprovecha la experiencia y las capacidades técnicas probadas de la NASA, devolveremos a los astronautas estadounidenses a la superficie de la Luna una vez más, esta vez para explorar nuevas áreas durante períodos más largos."

La HLS Starship de SpaceX, diseñada para aterrizar en la Luna, emplea motores Raptor e incluye una amplia cabina y dos esclusas para los paseos lunares de los astronautas. La arquitectura de Starship está pensada para evolucionar hacia un sistema de lanzamiento y aterrizaje totalmente reutilizable, diseñado para viajar a la Luna, Marte y otros destinos.

Artículos relacionados