Shadow, una de las primeras plataformas gaming por streaming, anuncia la bancarrota

Shadow, una de las primeras plataformas gaming por streaming, anuncia la bancarrota

En septiembre de 2018 conocíamos a Shadow, una de las primeras plataformas gaming por streaming que llegaron al mercado, la cual anunció hace unos días su bancarrota, algo bastante curioso ya que no ofrecía un precio elevado, por lo que deja patente que esta plataforma no consiguió acaparar la atención de los usuarios para rentabilizar el servicio prestado.

Sin ir más lejos, en marzo de 2020, Shadow redujo sus precios, ofreciendo por 12,99 euros al mes acceso a un PC con una Nvidia GeForce GTX 1080 + 12 GB de RAM; por 24,99 euros al mes ya ofrecía una GeForce RTX 2080 y 16 GB de RAM; y por 39,99 euros una TITAN RTX con 32 GB de RAM, es decir, una inversión de 156 a 480 euros al año, un coste por el que a día de hoy no puedes comprar ni una GPU de gama media para jugar.

Precios de Shadow en Alemania 702x600 0

Ahora conocemos que El Tribunal de Comercio de París dictaminó que el proveedor de servidores 2CRSi utilizado por Shadow conserva el derecho a quedarse con 30,2 millones de euros en hardware para pagar las deudas contraídas y además se menciona una deuda financiera en torno al contrato que asciende a 3,7 millones de euros.

La rama estadounidense de la empresa también se declaró en quiebra en el Tribunal de Quiebras del Norte de California con deudas similares a 2CRSi. Blade, la empresa madre, emitió un comunicado en el que afirmaba que su servicio de juegos por streaming Shadow había sido víctima de su propio éxito y que espera encontrar un nuevo inversor para la empresa, de modo que pueda conservar su hardware.

Shadow PC

Teniendo en cuenta los problemas que ha tenido Nvidia con GeForce NOW en términos de catálogo de juegos, o con un Google Stadia con un futuro muy negro, no es de extrañar que una empresa mucho menos conocida pase por estos problemas, aunque la escasez de tarjetas gráficas, y los elevados precios del hardware en general, está fomentando que los usuarios se replanteen la idea de acceder a estas plataformas, ya que se postulan como una opción mucho más económica para jugar.

Shadow está entrando en una nueva era. En un futuro próximo, tomaremos una importante decisión estratégica para nuestra empresa, equipo y desarrollo de nuestro negocio que cambiará nuestro rumbo.

Juntos, hace cinco años, fundamos Shadow con la loca ambición de sustituir todos los ordenadores del mundo por un modelo tecnológico más eficiente, más accesible y más sostenible. Juntos, desarrollamos el mejor PC en la nube para todos, que reúne la máxima potencia de cálculo con la mínima latencia. Juntos, liberamos al ordenador de sus limitaciones físicas y convertimos el producto en un éxito rotundo, arrastrado por una comunidad global que se embarcó con nosotros en esta exploración colectiva.

Y la historia nos dio la razón.

En consonancia con los tiempos, la locura y la necesidad de Shadow se hace cada vez más evidente a medida que el mundo evoluciona: la creciente demanda de potencia de cálculo, el rápido despliegue de redes de alta velocidad, la creciente búsqueda de un consumo compartido más eficiente, por no hablar de la aceleración de la tecnología a raíz de una crisis sanitaria.

Shadow se desmarca de sus competidores en una liga propia, gracias a sus prestaciones tecnológicas, y a un enfoque más ambicioso: en 2020, 4 de 5 GAFAM lanzó un servicio de "streaming en la nube" e impulsó esta palabra, antes oscura, a las conversaciones habituales, lo que permitió a Shadow destacar con su tecnología pionera y su promesa de libertad.

Tanto es así que Shadow se convirtió en víctima de su éxito.

En los últimos cinco años, miles de usuarios, dos tercios de los cuales se encuentran fuera de Francia, se han convencido suscribiéndose a nuestro servicio. Otros miles esperan su turno, ya que la demanda sigue aumentando a pesar de los prolongados retrasos.

El potencial de Shadow nunca ha sido mayor: ahora tenemos que asegurarnos de que se haga realidad recuperando nuevas y sólidas bases financieras para construir un negocio sostenible y rentable.

Esta nueva etapa requiere un nuevo comienzo. Nos someteremos a una reorganización para liberarnos de la deuda que nos retiene para continuar el desarrollo de nuestra tecnología punta. Este proceso de inversión pasa por la inevitable etapa de procedimientos colectivos, en Francia y en Estados Unidos, que nos dará la mejor oportunidad de alcanzar los sueños y ambiciones que nos propusimos desde el primer día.

Fortalecidos y envalentonados por nuestra experiencia, ahora conocemos mejor las condiciones de éxito. Así, la aventura de Shadow continuará. Más aún, esta operación nos da la oportunidad de crecer a un ritmo más rápido que nunca. Durante este periodo de transición, seguiremos desarrollando nuestra tecnología y ofreciendo el mejor servicio a nuestros miembros y a la comunidad, que son la clave del éxito de Shadows a largo plazo.

Artículos relacionados