Review: Razer Tomahawk ATX

Review: Razer Tomahawk ATX

Anunciada hace unos meses, por fin llega a España la Razer Tomahawk ATX, el primer chasis diseñado plenamente por la marca, tras varias colaboraciones insertando su logo e iluminación. Equipada con dosis de RGB en su base y el logo de Razer frontal con iluminación verde, ofrece cristales tintados en ambos laterales para dejar entrever el interior del equipo, así como multitud de detalles que la hacen realmente interesante.

Razer Tomahawk ATX

Veamos en primer lugar sus especificaciones técnicas:

Razer Tomahawk ATX
Formato Semitorre / E-ATX
Dimensiones 494,6 x 235,4 x 475 mm (alto, ancho, profundo)
Peso 13,5 kg
Materiales Chasis acero laminado en frío de 0,8 mm
Paneles laterales de cristal templado abatibles
Bahías 3 x 3.5/2.5 pulgadas
2 x 2.5 pulgadas
Esquema de Refrigeración Frontal: 3 x 120 mm / 2 x 140 mm
Superior 2 x 120/140 mm
Trasero: 1 x 120 mm (incluido)
Radiadores Compatibles Frontal: 360/280/240 mm
Superior: 280/240 mm
Trasero: 120 mm
Ranuras expansión 7 slots
Conectores 1 x USB-C 3.2
2 x USB 3.0
2 x Jacks TRS 3,5 mm (auriculares y micrófono)
Capacidad Disipador: 176 mm
GPU: 384 mm
Fuente de alimentación: ATX hasta 210 mm
Otros Iluminación Razer Chroma

Antes de comenzar la review, queremos dar las gracias a Razer por cedernos esta caja para su análisis.

Embalaje y Accesorios

La Razer Tomahawk ATX viene en una caja de cartón que ya rezuma calidad desde que la vemos ante nosotros, combinando los clásicos colores negros y verdes de la marca.

Razer Tomahawk ATX - Embalaje interior

En su interior, queda protegida por un marco de espuma y una bolsa de plástico para que llegue impoluta a nuestras manos.

Razer Tomahawk ATX - Manual

Además del manual de usuario, se incluye una pequeña caja de cartón que contiene la tornillería para instalar todos los dispositivos, un pack de bridas de plástico para organizar a la perfección el cableado junto a las 2 bridas de velcro, así como un pack de pegatinas Razer que no puede faltar en un producto de la marca.

Razer Tomahawk ATX - Accesorios

Razer Tomahawk ATX

Razer Tomahawk ATX

Una vez desembalamos al completo la Razer Tomahawk ATX, nos encontramos ante una amplia semitorre con unas dimensiones de 494,6 x 235,4 x 475 mm (alto, ancho, profundo) y un peso de 13,5 kg. Ofrece un diseño minimalista muy cuidado con un frontal cerrado en el que destaca el logo de Razer con iluminación LED verde.

Razer Tomahawk ATX - Frontal

Razer Tomahawk ATX - Logo Razer

Razer Tomahawk ATX - Lateral principal

Ambos laterales cuentan con una puerta de cristal abisagrada de cristal templado tintado bastante oscuro, así como con una tira RGB inferior que le da un toque de color a tanto negro del chasis.

Razer Tomahawk ATX - Lateral RGB

Razer Tomahawk ATX - Lateral secundario

Razer Tomahawk ATX - Lado trasero

Giramos la torre para ver en el lado posterior como la fuente queda situada en posición inferior y como disponemos de 7 slots que dan soporte a placas ATX y E-ATX, permitiendo además la instalación de un ventilador trasero de 120 mm que puede regularse en altura.

Razer Tomahawk ATX - Tapa superior

Tumbamos ahora la torre para ver como la zona superior cuenta con un amplio filtro antipolvo imantado que cubre prácticamente toda la superficie, dejando la conectividad en la zona más adelantada. Encontramos así una pareja de puertos USB 3.2 (verdes) y un puerto USB-C 3.2, así un 2 jacks TRS de 3,5 mm que permite conectar auriculares y micrófono y los botones de encendido y reset.

Razer Tomahawk ATX - Tapa superior sin filtro

Razer Tomahawk ATX - Base

El lado inferior cuenta con un filtro antipolvo para la fuente de alimentación, quedado la caja apoyada sobre 4 patas de plástico rematadas por tiras de goma. Además, podemos apreciar las 2 tiras RGB que vimos encendidas desde los laterales.

Interior

Razer Tomahawk ATX - Interior

Como hemos comentado, las tapas laterales quedan abisagradas al chasis de acero de 0,8 mm de grosor, el cual le da mucha robustez al conjunto. En el lado principal. Podemos instalar una placa base E-ATX limitada a 305 x 277 mm, siendo ideal para placas base ATX. Sobre ella, podemos colocar un disipador de hasta 176 mm de altura y gráficas de hasta 384 mm de longitud, por lo que no debemos tener problemas de ningún tipo.

Razer Tomahawk ATX - Carenado

Como es habitual en casi todo chasis moderno, la fuente de alimentación queda carenada, contando con huecos pasacables y para la instalación de una pareja de ventiladores de 120 mm adicionales. En la zona más adelantada, tenemos una tapa que podemos retirar si vamos a instalar un radiador frontal.

Razer Tomahawk ATX - Bahías

Pero el detalle singular de este modelo es que el carenado cuenta con una puerta para acceder a las unidades de almacenamiento, algo que permite tenerlas ocultas pero muy accesibles.

Razer Tomahawk ATX - Bandejas

Contamos así con 3 bandejas para la instalación de hasta 3 unidades de 3,5 o 2,5 pulgadas, todas ellas de rápida extracción.

Razer Tomahawk ATX - Interior lado frontal

El frontal ofrece la posibilidad de instalar hasta 3 ventiladores de 120 mm o 2 ventiladores de 240 mm, pudiendo acompañarlos de un radiador triple de 360 mm o uno dual de 280/240 mm.

Razer Tomahawk ATX - Interior lado frontal abierto

Razer Tomahawk ATX - Interior lado superior

La tapa superior permite la instalación de 2 ventiladores de 120/140 mm, así como de un radiador de 280/240 mm.

Razer Tomahawk ATX - Interior lado posterior

En el lado posterior, contamos con un ventilador de 120 mm ya instalado y vemos como bajo este podemos instalar hasta 7 tarjetas de expansión en los 7 slots reutilizables, aunque no permite instalar la GPU en vertical.

Razer Tomahawk ATX - Lado posterior abierto

Giramos ahora la torre para ver la zona posterior, la cual cuenta igualmente con una puerta de cristal templado abisagrada que oculta bastante el interior, pero que termina de verse oculto con 2 tapas metálicas que esconden el cableado.

Razer Tomahawk ATX - Lado posterior sin tapas

Retirándolas, podemos ver el cableado a la izquierda y el controlador de la iluminación tras la zona de la placa base, lugar donde también encontramos 2 bahías de 2,5 pulgadas.

Razer Tomahawk ATX - Controlador RGB

Razer Tomahawk ATX - Espacio fuente

En la zona inferior, tenemos espacio para una fuente de alimentación ATX de hasta 220 mm de profundidad, pues a continuación quedan situadas las bahías de unidades de almacenamiento.

Razer Tomahawk ATX - Cableado

El cableado incluye un header USB 3.2 (compatible con versiones anteriores), un header USB-C 3.2, un header USB 2.0 (para la iluminación, un header para el sonido externo y los conectores de botones y LED de encendido.

Conclusión

Razer Tomahawk ATX

La Razer Tomahawk ATX ofrece un diseño y acabados de gran calidad, siendo realmente robusta gracias a su chasis de acero de 0,8 mm de grosor. Su diseño minimalista ofrece un frontal cerrado, obviamente muy restrictivo, y paneles lateares de cristal templado tintado que apenas dejan entrever el interior, pues son muy oscuros. Completan sus detalles estéticos las dos tiras RGB inferiores, controladas desde el software de la propia marca, así como el logo de Razer frontal con iluminación verde.

En su interior, permite la instalación de equipos de altas prestaciones con un radiador triple frontal o uno dual frontal/superior, así como la instalación de un disipador de hasta 176 mm y gráficas de hasta 384 mm, por lo que no tenemos apenas limitaciones en ningún aspecto. Solo incluye un ventilador trasero, pero sabiendo que lo más probable es que vaya acompañada de una refrigeración líquida, tampoco parece ser un grave problema.

Quizás el único problema real sea su precio, pues la Razer Tomahawk ATX cuesta 229,95 euros en tiendas como Amazon, Coolmod o PcComponentes, pero ya sabemos que la marca se paga, y más el logo frontal.

Principales ventajas
+ Diseño minimalista muy bien acabado
+ Muy robusta y con buenos acabados
+ Paneles laterales de cristal templado abatibles
+ Permite radiadores triple frontal o 2 duales
+ Compatible con gráficas de gran longitud
+ Admite disipador de hasta 176 mm
+ 2 puertos USB 3.2 + 1 puerto USB-C 3.2
+ Carenado inferior con acceso a las bahías
+ Perfecta gestión del cableado, oculto y bien organizado
+ Filtros antipolvo de calidad
+ Detalles de iluminación inferior RGB y verde en el logo frontal
Aspectos Negativos
- Precio muy elevado
- Frontal cerrado, por lo que es muy restrictivo
Otros Aspectos
* Solo incluye el ventilador trasero de 120 mm

Desde del El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Oro al chasis Razer Tomahawk ATX.

Galardón Oro

Artículos relacionados