La industria de Taiwán avisa, la escasez de chips podría prolongarse hasta la 2ª Mitad de 2022

La industria de Taiwán avisa, la escasez de chips podría prolongarse hasta la 2ª Mitad de 2022

A finales del pasado mes de febrero: "Según los analistas, la escasez de chips durará hasta bien entrado el año 2022", y para completar la información, ahora es la propia industria de proveedores de Taiwán los que ya están indicando que la actual escasez de chips podría prolongarse más allá de este año.

Quien realizó esta advertencia fue el presidente de Innolux Corp., un conocido fabricante de paneles LCD que a su vez es una filial de una compañía de gran calado como es Foxconn, la encargada de ensamblar los iPhone, iPads, consolas PlayStation 5/4... y un largo etcétera de productos.

"La oferta en las fundiciones es muy ajustada. La capacidad de empaquetado y prueba de chips también es escasa", dijo James Yang, presidente de la filial de Foxconn, a los analistas en una conferencia de resultados financieros el pasado miércoles. "El cuello de botella del suministro de chips podría seguir sin resolverse en la primera mitad de 2022".

Oblea de 10nm SuperFin de Intel 740x383 0

Ahora algunos equipos de empaquetado de chips tardan 11 meses en enviarse, dijo el presidente de Innolux. Los fabricantes de chips no están ampliando la capacidad de producción de sus obleas de 8 pulgadas necesarias para los chips de gestión de energía y los circuitos integrados de los controladores de pantalla, reveló. Tanto los fabricantes de automóviles como los de teléfonos inteligentes 5G necesitan chips de gestión de energía, por lo que el suministro global se está reduciendo aún más.

Se espera que la escasez de chips merme en 61.000 millones de dólares en ventas a los fabricantes de automóviles y retrase la producción de un millón de vehículos en el trimestre de marzo, pero las consecuencias amenazan ahora con afectar a la industria electrónica, que es mucho más amplia. Posiblemente, un amplio espectro de productos con alto contenido de chips, desde automóviles hasta teléfonos y consolas de videojuegos, los cuales experimentarán desde una gran escasez de inventario hasta un incremento de los precios.

vía: Bloomberg

Artículos relacionados