Intel introdujo el Adaptive Boost en sus procesadores Intel Core i9 de 11ª Generación

Intel introdujo el Adaptive Boost en sus procesadores Intel Core i9 de 11ª Generación

Sin un aviso de por medio en la presentación oficial de sus procesadores Rocket Lake-S, Intel incluyó una nueva característica exclusiva para sus Intel Core i9 K/KF-Series, el Adaptive Boost Technology (ABT), otra característica exclusiva que se suma al Thermal Velocity Boost (TVB).

Que hayan omitido su existencia se debe a que tiene un alto coste en muchos aspectos, y es que básicamente hablamos de ofrecer una velocidad para los núcleos del procesador en base al sistema de refrigeración y el consumo.

Adaptive Boost Technology

En esencia, el Adaptive Boost Technology permite manejar una temperatura de hasta 100ºC, mientras que el ya conocido Thermal Velocity Boost aumenta aún más las frecuencias, pero siempre y cuando la CPU esté por debajo de los 70ºC y en un máximo de 2 núcleos, algo que parece imposible incluso con una líquida AIO tope de gama, así que el ABT se queda por encima al ofrecer un mayor rendimiento multinúcleo mejorando la tolerancia al calor.

En teoría, al mantener las frecuencias hasta los 100ºC, se podrá alcanzar los 5.10 GHz en un máximo de 6 núcleos (vs 2 hasta 5.30 GHz con TVB). Entonces si el sistema cumple con los requisitos de energía y temperatura, pues todos los núcleos deberían alcanzar los 5.10 GHz frente a los 4.90 GHz originales a cambio del consecuente coste a nivel energético, sonoro, de desgaste y de temperatura que implica esto. Básicamente es exprimir el silicio al máximo para intentar mostrar este liderazgo gaming que quiere vender frente a AMD.

vía: Videocardz

Artículos relacionados