Intel anuncia sus procesadores Rocket Lake-S, la 11ª Generación de procesadores Intel Core

Intel anuncia sus procesadores Rocket Lake-S, la 11ª Generación de procesadores Intel Core

Sin nada nuevo que descubrir, Intel anunció hoy sus procesadores Intel Core de 11ª Generación, más popularmente conocidos como Rocket Lake-S. La única novedad de esta familia de procesadores está en la microarquitectura Cypress Cove, un port de los núcleos Sunny Cove a un proceso de fabricación de 14nm+++ que, según la compañía, promete una mejora en IPC de hasta un 19 por ciento respecto a los procesadores Comet Lake-S, basados en una ya más que exprimida arquitectura Skylake.

Intel Core Rocket Lake S

Debido a este port con un proceso de fabricación que ha visto tiempos mejores, el procesador tope de gama ofrece una configuración máxima de 8 núcleos y 16 hilos de procesamiento, un paso hacia atrás respecto a los Comet Lake-S con hasta 10 núcleos y 20 hilos, por no hablar de dejar muy poco espacio para los gráficos Intel Xe que se integran, aunque al menos se conforman con una mejora de rendimiento de hasta un 50 por ciento.

Para terminar, tenemos una controladora de memoria RAM DDR4 @ 3200 MHz en configuración Dual-Channel, por fin añaden soporte a la interfaz PCI-Express 4.0 con hasta 20 líneas (pero a finales de año ya estamos en el PCIe 5.0), y se otorga acceso a la conectividad Thunderbolt 4 y WiFi 6E. Los procesadores Intel Rocket Lake-S saldrán a la venta el próximo 30 de marzo, al igual que las reviews oficiales.

Parte inferior de un Intel Core Rocket Lake S

Los procesadores de sobremesa Intel Core S de 11ª Generación, que reciben el nombre en código de “Rocket Lake-S”, se han dado a conocer hoy a nivel mundial, encabezados por el buque insignia, el Intel Core i9-11900K. Alcanzando velocidades de hasta 5,30 GHz gracias a la tecnología Intel Thermal Velocity Boost, el procesador Intel Core i9-11900K ofrece aún más rendimiento a los gamers y entusiastas del PC.

Los procesadores, basados en la nueva arquitectura Cypress Cove, están diseñados para transformar la eficiencia del hardware y el software, así como aumentar el rendimiento del gaming. En este sentido, Cypress Cove aporta una mejora de hasta un 19% en las instrucciones por ciclo (IPC) respecto a la generación anterior para los núcleos de mayor frecuencia y añade gráficos Intel UHD  con la arquitectura de gráficos Intel Xe para ofrecer capacidades gráficas inteligentes y multimedia. Esto es importante porque los juegos y la mayoría de las aplicaciones siguen dependiendo de los núcleos de alta frecuencia para impulsar altas velocidades de fotogramas y una baja latencia.

Interior del Die del Intel Core Rocket Lake S

Diseñados para el Gaming: Con sus nuevos procesadores de sobremesa de 11ª Generación, Intel sigue llevando el rendimiento del gaming al límite y ofreciendo las experiencias inmersivas más increíbles a los gamers de todo el mundo.

Encabezando la nueva propuesta de Intel nos encontramos con el procesador Intel Core i9-11900K, que ofrece un rendimiento inigualable con hasta 5.30 GHz, 8 núcleos más 16 hilos, y 16 megabytes de Intel Smart Cache. Además, admite velocidades de memoria RAM más rápidas con DDR4-3200 MHz para ayudar a permitir un juego más fluido y una multitarea sin interrupciones.

De este modo, las mejoras de esta generación incluyen:

  • Hasta un 19% de mejora en el rendimiento del IPC de una generación a otra.
  • Hasta un 50% más de rendimiento gráfico integrado con los gráficos Intel UHD que incorporan la arquitectura Intel Xe
  • Compatibilidad con Intel Deep Learning Boost y con Instrucciones de la Red Neural Vectorial (VNNI, por sus siglas en inglés) para acelerar la inferencia de la Inteligencia Artificial (IA, por sus siglas), lo que permite mejorar el rendimiento de las cargas de trabajo de aprendizaje profundo.
  • Herramientas y funciones de overclocking mejoradas para un overclocking flexible y para ajustar el rendimiento y la experiencia.

Gracias a la estrecha colaboración con más de 200 de los principales desarrolladores de juegos, Intel ofrece una serie de optimizaciones en juegos, middleware y renderizado en las aplicaciones para que puedan aprovechar los procesadores Intel Core S de 11ª Generación y ofrezcan emocionantes experiencias de juego.

Caja del Intel Core i9-11900K

Ajuste y estabilidad superiores: Los procesadores Intel Core de 11ª Generación para equipos de sobremesa introducen nuevas herramientas y funciones de overclocking para un ajuste más flexible que permita alcanzar velocidades inigualables y un rendimiento superior en el gaming. Esta generación incluye overclocking de memoria en tiempo real que permite cambiar la frecuencia de la DDR4 en tiempo real, ampliando el soporte de overclocking de memoria para los chipsets H570 y B560 permitiendo que más usuarios de Intel experimenten el overclocking; extensiones vectoriales avanzadas (AVX2) y la anulación de la banda de guarda de voltaje AVX-512 y un controlador de memoria integrado totalmente nuevo con tiempos más amplios y soporte Gear 2 (además de la compatibilidad con Gear 1).

Funciones multimedia y de streaming por días: La nueva serie Intel Core S de 11ª Generación ofrece experiencias multimedia enriquecidas, desde los juegos tripe  hasta el streaming de alta definición, con características adicionales que incluyen la compatibilidad con DDR4-3200 MHz, 20 líneas PCIe 4.0, Intel Quick Sync Video, medios mejorados (decodificación de vídeo de alta eficiencia 10bit AV1/12bit y compresión de extremo a extremo), pantalla mejorada (HDMI 2.0 integrado, HBR3), Intel Thunderbolt 4 e Intel Wi-Fi 6E.

Artículos relacionados