La dirección de Google Stadia elogiaba el trabajo de su estudio una semana antes de anunciar su cierre

La dirección de Google Stadia elogiaba el trabajo de su estudio una semana antes de anunciar su cierre

Si bien arrancábamos el mes de febrero conociendo que Google cerraba los estudios internos de Stadia, SG&E (Stadia Games & Entertainment), ahora conocemos que realmente ningún empleado de la compañía vio su trabajo peligrar, y es que los propios trabajadores del estudio supieron que perdían el puesto trabajo el mismo día que Google anunció públicamente el cierre del estudio.

Además de saber que perdían su puesto de trabajo mediante un comunicado público, algunos empleados revelaron que la semana pasada fueron elogiados por su trabajo. Según "cuatro fuentes con conocimiento de lo ocurrido", el vicepresidente y director general de Google Stadia, Phil Harrison, envió un correo electrónico a la plantilla en el que les elogiaba por el "gran progreso" realizado hasta el momento, pero solo unos días después, mediante un comunicado en el blog de la compañía, no solo indicaba la marcha de Jade Raymon, sino también la decisión de Google de dejar de invertir en SG&E.

Google Stadia 1 740x493 0

Los desarrolladores no pudieron hablar con Phil Harrison hasta una conferencia telefónica tres días después del anuncio del cierre de SG&E. Harrison expresó que conocía el destino del estudio cuando se envió el correo electrónico y expresó su arrepentimiento por sus declaraciones engañosas a su equipo. Una fuente de Kotaku reveló que las preguntas y respuestas (Q&A) después de esa conferencia telefónica "no fueron bonitas".

Según las fuentes, Harrison reveló durante la Q&A que la decisión de Google estaba influenciada por la "racha de compras" de Microsoft y la adquisición prevista de Bethesda Software. En la entrada del blog del 1 de febrero, Harrison también señaló la "importante inversión" y que el "coste está subiendo exponencialmente". También se llegó a indicar que el COVID-19 tenía parte de la culpa de la decisión.

Otros sugieren que la gestión de Stadia no fue sólida. "Esto incluía una grave falta de recursos, dificultades para conseguir el hardware y el software necesarios, y una plantilla congelada a lo largo de 2020". Parece que Google no confiaba en que sus estudios PG&E fueran a ser rentables, así que ni siquiera dio a su equipo la oportunidad de intentarlo.

Artículos relacionados