El acuerdo de compra de ARM por parte de Nvidia estaría prácticamente muerto

El acuerdo de compra de ARM por parte de Nvidia estaría prácticamente muerto

Tras meses de rumores, a mediados del mes de septiembre Nvidia anunciaba oficialmente la adquisición de ARM por 40.000 millones de dólares, pero casi medio año después se indica que este acuerdo está prácticamente muerto.

En circunstancias normales, la adquisición por parte del gigante tecnológico estadounidense Nvidia del diseñador de chips británico ARM, habría pasado desapercibida más allá de la industria informática. En cambio, ha sido noticia a nivel internacional, debido a que los reguladores de monopolios del Reino Unido y la UE han iniciado una investigación en profundidad tras las protestas de los competidores.

Nvidia y ARM 0

Cuando se anunció el acuerdo en septiembre, Nvidia y ARM dijeron que necesitarían la luz verde de los reguladores, incluidos los de Estados Unidos, Europa y China, para llevar el acuerdo a buen puerto, y todo ello a pesar de que, en teoría, Nvidia y ARM no compiten directamente entre sí, por lo que la fusión no parece ser "anticompetitiva", pero el resto de compañías que sí rivalizan con Nvidia sí lo ven así, además de tener gobiernos como el de Reino Unido oponiéndose a que se vendiera la compañía con sede local, llegándose a indicar que estamos ante "un ejemplo clásico de cómo la geopolítica mata la innovación".

Con la adquisición de ARM, Nvidia será aún más gigante, ya que podría diversificarse y dejar de depender únicamente de productos gráficos para lanzar sus propios procesadores para cualquier tipo de ámbito, ya sea de uso empresarial, de consumo o para dispositivos móviles, y realmente si Nvidia no influye sobre cómo trabaja ARM con sus socios, entre los que se encuentra Apple, Qualcomm, Google, Amazon o Huawei, que se opuso a que esta adquisición tuviera lugar, pues si este acuerdo no llega a formalizarse se pierde a un gran rival que anime aún más un mercado donde ARM está poniendo en peligro el futuro de la microarquitectura x86.

vía: The Conversation

Artículos relacionados