Review: Chuwi GemiBook Pro (Portátil de 14” con Celeron J4125)

Review: Chuwi GemiBook Pro (Portátil de 14” con Celeron J4125)

Si bien estos días hemos estado analizando portátil muy prestacionales con las nuevas GeForce RTX 3000, con nosotros tenemos hoy un concepto totalmente diferente. Se trata del Chuwi GemiBook Pro, un ultra portátil de 14 pulgadas que integra un procesador Intel Celeron J4125 de 4 núcleos y gráficos integrados HD 600, siendo su principal baza el contar con una pantalla 2K en formato 3:2 y con un SSD de 512 GB.

Veamos para empezar sus especificaciones técnicas:

Chuwi GemiBook Pro
Color Space Gray
Procesador Intel Celeron J4125 (2 GHz – 2,7 GHz)
4 núcleos / 4 hilos
Gemini Lake @ 14 nm
Gráfica Intel UHD Graphics 600 (12 EU @ 750 MHz)
Memoria 16 GB LPDDR4X @ 2133 MHz
Almacenamiento 2 slots M.2 NVMe Gen3 / SATA III
* SSD W800S 512 GB (SATA III)
Ranura micro-SD
Pantalla 14 pulgadas – 2K (2160 x 1440 píxeles) (3:2)
Sis. Operativo Windows 10 Home
Conectores 1 x USB-C 3.0 (Carga PD 2.0)
1 x USB-A 3.0
Jack 3,5 mm
Sonido Altavoces 2 x 1,5W
Redes Intel Wi-Fi 6 AX200
Bluetooth 5.1
Otros Teclado ANSI chiclet con iluminación LED blanca
Cooler Boost Trinity+ (3 ventiladores+ 7 heatpipes)
Autonomía Batería 7.6V / 5000 mA – 38 Wh
Cargador 12V / 2A
Dimensiones 310 x 229,5 x 20,6 mm
Peso 1,5 kg

Antes de comenzar la review, agradecer a Chuwi su confianza en El Chapuzas Informático al mandarnos este Chuwi GemiBook Pro para su análisis. ¡Comencemos!

Embalaje y Accesorios

El Chuwi GemiBook Pro llega en una caja de cartón poco decorada, pero que lo protege a la perfección en combinación con una cobertura de poliespan interior.

Además de la documentación, se incluye como único accesorio el transformador de corriente de 12V y 2A, lo que se traduce en una entrega máxima de 24W de potencia.

Chuwi GemiBook Pro - Diseño

Una vez desembalamos el Chuwi GemiBook Pro, nos encontramos ante un compacto y ligero portátil con un diseño muy elegante y bien acabado fabricado sobre un chasis de aluminio en color Space Grey.

La base que cuenta con 4 patas de goma para estabilizarlo sobre la mesa. Permite acceder al slot M.2 libre con tan solo retirar 2 tornillos, contando además con una amplia zona enrejada para la ventilación del equipo y 2 zonas más pequeñas para la salida del sonido de sus altavoces.

Fabricado alrededor de una pantalla de 14 pulgadas en formato 3:2, ofrece unas dimensiones de tan solo 310 x 229,5 x 20,6 mm, algo que consigue con biseles mínimos. Además, su peso de 1,5 kg lo reducen a la mínima expresión, maximizando su portabilidad.

En los márgenes, podemos ver como con unos 2 cm de grosor, es realmente delgado, siendo igualmente sobrio su diseño.

Conectividad

La conectividad del Chuwi GemiBook Pro es algo limitada, pues además del conector de alimentación solo ofrece un puerto USB-C 3.0 con carga PD 2.0, otro puerto USB-A 3.0, una ranura para tarjeta micro-SD con la que ampliar fácilmente la capacidad de alanceamiento y un jack de 3,5 mm. Lógicamente ofrece conectividad inalámbrica Wi-Fi 6 gracias a una tarjeta Intel AX200 integrada, la cual también aporta Bluetooth 5.1.

Pantalla

Como ya hemos adelantado, el Chuwi GemiBook Pro cuenta con una pantalla de 14 pulgadas en formato 3:2. Esta cuenta con un panel IPS LED fabricado por Chi Mei, concretamente el panel CMN8C02, el cual ofrece una resolución 2K de 2160 x 1440 pixeles, obviamente con 60 Hz. Para quienes crean que con ese nombre no puede ser buena, anotar que es la misma que monta el Huawei MateBook 14, siendo su único “problema” el tener un acabado brillo. Además, sobre ella encontramos una webcam HD, la cual se acompañada de un micrófono integrado para poder realizar videollamadas.

Teclado, Touchpad y Sonido

El teclado de tipo chiclet cuenta con iluminación LED blanca, aunque esta se apaga por defecto y tarda un poco en volver a encenderse. Cierto es que tiene formato ANSI, por lo que no tiene Ñ, pero si configuramos en Windows el teclado como español, tendremos la Ñ en su posición, aunque no coincida con la serigrafia de las teclas.

Hemos comprobado, más por curiosidad que por otra cosa, que el teclado no permite la pulsación de varias teclas de forma simultánea. Enfocado a ofimática y multimedia, no es un problema demasiado grande, pero si queremos echarnos una partida a un shooter antiguo, si puede serlo.

Por si parte, el touchpad es de generosas dimensiones, siendo al completo botón izquierdo al presionarlo, excepto en la esquina inferior derecha, que es botón derecho.

Anotar que este modelo cuenta con una pareja de altavoces de 1,5W cada uno. Ofrecen una calidad de sonido algo justa, sobre todo si pasamos del 75% de su volumen, pero al menos tienen buena potencia y podremos ver películas sin problemas.

Hardware

Echamos un vistazo al interior del Chuwi GemiBook Pro como introducción a la sección en la que hablaremos de su hardware. A simple vista no difiere demasiado de cualquier portátil “convencional”, simplemente siendo algo más simple en términos de refrigeración, aunque luego veremos que no necesita más.

Comenzamos a hablando de su procesador Intel Celeron J4125 de la familia Gemini Lake fabricado en 14 nm, el cual está compuesto por 4 núcleos y 4 hilos. Si bien puede parece que hablamos de un i3/i5, sus frecuencias de 2-2,7 GHz y su falta de memoria cache L3 le hacen tener una potencia notablemente inferior, aunque su TDP de 10W lo compensa y le da sentido de ser.

Soldados a la placa base encontramos 16 GB de memoria RAM LPDDR4X a 2133 MHz, una cifra algo elevada para la propia potencia del procesador, aunque nunca está de más. Como vemos a continuación, sus velocidades distan de las que ofrecen las plataformas modernas, que giran en torno a los 40 GB/s.

Para que nos hagamos una buena idea de su potencia, podríamos decir que realiza el test wPrime de 1024M en 696 segundos, en torno al cuádruple de tiempo que un procesador como el i7-10750H. También podríamos decir que consigue 341 puntos en Cinebench R20, donde el mismo Core i7 consigue 2.900 puntos.

El software GPU-Z no nos ofrece demasiada información de la gráfica integrada en el procesador, la cual no es otra que la Intel UHD Graphics 600. En esta versión, cuenta con 12 Execution Units a 750 MHz, siendo por lo tango bastante limitada en cuando a potencia gráfica y usando la memoria RAM como VRAM.

Hemos pasado el benchmark 3DMark Fire Strike obteniendo una puntuación de 294 puntos, muy por debajo de lo que dan las integradas de procesadores Intel Core de portátil, anulando por completo las posibilidades de jugar a todo lo que no sean clásicos de bajísimos requisitos.

Por otra parte, del almacenamiento se encarga un SSD SATA III de 512 GB de capacidad, el cual está marcado con el nombre de modelo W800S, pero no hemos conseguido adivinar el fabricante. Su rendimiento es acorde a la interfaz que usa, con tasas de casi 500 MB/s, pudiendo ampliar la capacidad del sistema con una segunda unidad SSD o una tarjeta SD.

Sonoridad y Temperaturas

El Chuwi GemiBook Pro cuenta con un sistema de refrigeración compuesto por un ventilador de turbina, un radiador de aletas de aluminio y una base de cobre sobre el procesador, la cual queda unida al radiador por un heatpipe. Gracias al mismo, consigue mantener las temperaturas del procesador Intel Celeron J4125 en torno a 50ºC tanto en la prueba de estrés de Aida64 como mientras los exprimimos en un benchmark gráfico, pues las temperaturas quedan obviamente unificadas. Por si fuera poco, consigue dichas cifras con una sonoridad de unos 39 dB, una cifra irrisoria que es apenas audible por encima del ruido ambiente.

Autonomía

Nos queda hablas de su batería de 7.6V / 5000 mA capaz de ofrecer 38 Wh, la cual nos ofrece una autonomía de entre 6-7 horas, una cifra realmente buena para las tareas ofimáticas a las que va destinado.

Conclusión

El Chuwi GemiBook Pro es quizás portátil más económico que podemos encontrar con una potencia mínimamente suficiente para realizar tareas ofimáticas y multimedia sin morir en el interior. Cierto es que hay algún netbook o ultrabooks aún más económico, pero estos reducen aun más la potencia y cuentan con pantallas que no están a la altura, incluso de 720p. Enfrentados a un modelo con un procesador Intel Celeron J4125 con 4 núcleos y 16 GB de memoria RAM, no ofrecen la más que buena experiencia de este, mientras que su pantalla 2K ofrece una gran resolución, incluso excesiva para sus 14 pulgadas, que se ven bastante bien con una resolución Full HD.

Debemos destacar sus buenas temperaturas y su sonoridad prácticamente nula, solo siendo audible por encima del ruido ambiente acercando el oído. Igualmente, que venga con un SSD M.2 de 512 GB en su interior, ampliable tanto con otro SSD M.2 como con una tarjeta micro-SD, es todo un acierto, así como su excelente portabilidad por dimensiones y por un peso en torno a 1,5 KG. Quizás echaremos en falta algún puerto USB adicional, teniendo que tirar de un hub si queremos conectar algo más que un ratón.

Podemos encontrarlo a la venta el en Aliexpress con un precio de 379,90 euros y envío desde España por la tienda oficial, un precio algo elevado si solo miramos su rendimiento, pero no tanto si tenemos en cuenta su diseño, pantalla y gran portabilidad. Además, me consta que han salido ofertar a unos 300 euros, precio totalmente rompedor para este Chuwi GemiBook Pro.

Principales ventajas
+ Excelente diseño y acabados
+ Muy portable, biseles mínimos y solo 1,5 kg
+ Potencia muy decente para tareas ofimáticas y multimedia
+ Pantalla 2K de buena calidad
+ SSD de 512 GB ampliable con M.2/micro-SD
+ Buena autonomía, 6-7 horas
+ Temperaturas totalmente controladas
+ Sonoridad prácticamente nula, apenas audible de cerca
Aspectos Negativos
- Precio algo elevado sin ofertas
- Se echa en falta algún puerto USB adicional
- Solo podremos jugar en él a clásicos
Otros Aspectos
* Teclado ANSI con iluminacion LED blanca
* Windows 10 Home

Desde El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Oro al portátil Chuwi GemiBook Pro.

Artículos relacionados