Xiaomi demanda al Gobierno de los Estados Unidos por su inclusión en la lista negra

Xiaomi demanda al Gobierno de los Estados Unidos por su inclusión en la lista negra

Hace un par de semanas se daba a conocer que Xiaomi había entrado en la lista negra de los Estados Unidos por sus supuestos vínculos militares con el Gobierno de China.

A diferencia de Huawei, esta lista negra impide que las compañías estadounidenses puedan invertir en Xiaomi, pero de suceder lo mismo que sucedió con Huawei, y escalan las hostilidades, la lista negra más severa implica que ninguna compañía con sede en los Estados Unidos pueda trabajar con Xiaomi, por lo que la compañía no ha seguido los mismos pasos de Huawei y en vez de quedarse a la defensiva han preferido pasar al ataque.

Logo Xiaomi 0

De esta forma, Xiaomi presentó este fin de semana ante un tribunal de distrito de Washington una demanda contra el Departamento de Defensa y del Tesoro de Estados Unidos. El motivo no es otro que eliminar su presencia en dicho listado alegando que su inclusión es "ilegal e inconstitucional".

Si bien como sucedió con Huawei, el Gobierno de EE.UU. no aportó ninguna prueba, Xiaomi defiende que no tiene ninguna conexión con el Ejército Popular de Liberación de China y señala que un "número sustancial" de ciudadanos estadounidenses tienen una cantidad importante de participaciones en la empresa, además de revelar que tres firmas financieras con sede en EE.UU. forman parte de sus 10 principales inversores.

Esta demanda está dirigida al nuevo presidente del país, Joe Biden, y a los líderes del Pentágono y el Tesoro, Lloyd Austin y Janet Yellen.

"Las relaciones estratégicas de la compañía con las instituciones financieras de Estados Unidos, críticas para que Xiaomi continúe accediendo al capital que necesita para seguir creciendo en un mercado altamente competitivo, se verán significativamente dañadas", argumenta la compañía en su demanda judicial.

"Además, la asociación pública de Xiaomi con el Ejército chino afectará significativamente la posición de la compañía con los socios comerciales y los consumidores, causando daños a la reputación que no se pueden ser fácilmente cuantificados o reparados fácilmente".

vía: Reuters

Artículos relacionados