Nvidia facilita eliminar la etiqueta «Max-Q / Max-P» de sus GPUs portátiles imposibilitando saber lo que se compra

Nvidia facilita eliminar la etiqueta «Max-Q / Max-P» de sus GPUs portátiles imposibilitando saber lo que se compra

Con las gráficas para portátiles de Nvidia, llevamos años con las etiquetas de Max-Q y Max-P, las cuales permiten diferenciar entre un producto con frecuencias rebajadas para reducir el consumo energético favoreciendo a una disminución del calor generado, mientras que los modelos Max-P son un sinónimo de máximo rendimiento, por lo que estas variantes siempre serán más potentes que las versiones Max-Q, por lo que son la opción preferida para los gamers.

Nvidia GeForce RTX 30 Mobile TDPs 0

Ahora parece que todo este trabajo de identificación de Nvidia desaparece de un plumazo con el lanzamiento de sus GeForce RTX 30 Series, y es que todos los fabricante de equipos portátiles que han comenzado a vender sus modelos más recientes son libres de omitir si se trata de una GPU Max-Q o Max-P, es decir, que sólo se limitan a poner el modelo de GPU que integran y se desconoce si estamos accediendo a una variante con el rendimiento reducido o la variante de máximo rendimiento.

"Esto significa que una RTX 3060 Mobile de 115 W puede superar a una RTX 3080 Mobile de 80 W dependiendo de la carga de trabajo. La falta de detalles explícitos sobre la potencia en las especificaciones del portátil puede complicar las cosas para el usuario final, que generalmente asume que la mención de una RTX 3080 Mobile implica automáticamente un mayor rendimiento.

También nos enteramos de que la implementación de las funciones Max-Q quedará a discreción del fabricante. Si, por ejemplo, la GPU ya se encuentra en el extremo inferior del rango de TDP, como una RTX 3060 Mobile de 60 W, el fabricante puede optar por no implementar Dynamic Boost 2.0. En su lugar, puede ofrecerlo para una variante de mayor TDP. El problema es que el usuario final no puede saber qué limitaciones tiene su posible compra con solo mirar la hoja de especificaciones.

Dado que Nvidia ha escogido este camino, resulta aún más imperativo que los clientes inviertan tiempo en una buena investigación para evitar el remordimiento del comprador. Tendrán que recurrir a análisis detallados que mencionen explícitamente los TGP y el consumo de energía de un determinado modelo para poder tomar una decisión informada."

vía: Notebookcheck

Artículos relacionados