MSI

Microsoft revela que ningún usuario puede realizar una demanda colectiva por el defecto de sus mandos

Microsoft se encuentra involucrada en una demanda colectiva desde el pasado mes de abril iniciada por sus propios usuarios, y esto se debe a un defecto de fabricación en los mandos de Xbox One, tanto en su versión para las propias consolas como para PC.

Este defecto de fabricación, presuntamente, habría sido ocultado por la compañía, y es el bautizado como "drift", y se traduce en que los joystick del mando se desgastan con el paso del tiempo hasta que se mueven sin pulsarlos, por que genera muchos problemas durante el juego.

Xbox Series X Wireless Controller 740x479 0

Lo curioso del asunto, es que ahora se ha dado a conocer que Microsoft ha solicitado al Tribunal de Washington un arbitraje para mediar ante la demanda colectiva de todos aquellos jugadores que se adhirieron a ella, alegando que no es posible realizar una reclamación conjunta debido a los términos de uso de los mandos Xbox y al servicio Xbox Live. ''Los demandantes acordaron repetidamente no presentar una demanda como esta ante los tribunales'', reveló Microsoft.

"Los demandantes acordaron repetidamente no presentar una demanda como esta en los tribunales. En su lugar, aceptaron el Acuerdo de Servicios de Microsoft ("MSA") y los acuerdos de garantía en los que prometieron que arbitrarían las disputas de forma individual utilizando sencillo proceso para el consumidor ante la Asociación Americana de Arbitraje ("AAA"). La Ley Federal de Arbitraje exige la aplicación de estos acuerdos".

El año pasado, un juez federal de Washington concedió un arbitraje para una acción de clase similar "drift" contra Nintendo, que podría sentar un precedente en el caso de Xbox. La demanda colectiva original afirma que el problema de los mandos de Xbox es causado por un defecto del controlador relacionado con el potenciómetro dentro del componente del joystick, el mecanismo que traduce el movimiento físico del pulgar en movimiento dentro del software.Defecto drift en los mandos de Xbox OneLa demanda alega que este componente contiene un conocido defecto de diseño relacionado con un lubricante similar a la grasa, que hace que el material resistivo raspado de una pista curva provoque un movimiento no deseado sin la intervención del usuario. La demanda también recoge que Microsoft es plenamente consciente del defecto de drift después de las numerosas quejas en línea recibidas de sus clientes, y sin embargo "no reveló el defecto y rutinariamente se niega a reparar los controladores sin pagar cuando el defecto se manifiesta".

En octubre, Microsoft confirmó la extensión de la garantía de sus mandos Xbox Elite Series 2 semanas después de que la demanda incluyera también a este controlador.

vía: VGC

Artículos relacionados