MSI

Un Intel Rocket Lake-S de 8 núcleos @ 5.00 GHz se deja ver en Geekbench, rinde como el Ryzen 7 5800X

Por el software de benchmarking Geekbench se ha dejado ver un desconocido procesador Intel Core de 11ª Generación (Rocket Lake-S) con una configuración de 8 núcleos y 16 hilos de procesamiento a una frecuencia Base/Turbo de 3.40/5.00 GHz montado en un equipo de sobremesa HP Omen, y como ya decíamos, Intel llega como un tiburón oliendo sangre, y al menos en lo que respecta al apartado gaming será capaz de plantar cara a AMD.

Según revela el benchmark, estos 8 núcleos Cypress Cove @ 14nm+++ arrojaron una puntuación mononúcleo de 1645 puntos. Como referencia, el Intel Core i9-10900K ofrece 1407 puntos, el Ryzen 9 5900X alcanza los 1652 puntos y el Ryzen 7 5800X los 1661 puntos, por lo que está muy a la par de los modelos de alta gama de AMD @ 7nm.

Si hablamos de rendimiento multinúcleo, se resume en 9783 puntos, un 13 por ciento más lento que el Intel Core i9-10900K que cuenta con 2 núcleos y 4 hilos extra (11014 puntos), pero un rendimiento muy similar al de su rival directo, el Ryzen 7 5800X (10363 puntos), y ya muy lejos de los 13870 puntos del Ryzen 9 5900X y sus 12 núcleos y 24 hilos. Ahora claro, aquí lo interesante sería conocer el precio de esta CPU, y es que Intel podría tirar los precios para recortar terreno a AMD.

Arquitectura Cypress Cove Intel Rocket Lake S 3 740x416 0

Los procesadores Intel Rocket Lake-S hacen llegarían oficialmente en marzo, pero los últimos rumores indicaron que su lanzamiento podría haberse adelantado al próximo mes de enero. Estos procesadores hacen uso de la microarquitectura Cypress Cove, una adaptación @ 14nm+++ de la microarquitectura Sunny Cove que da vida a los procesadores Intel Ice Lake a un proceso de fabricación de 10nm, y no de la microarquitectura Willow Cove que da vida a las CPUs Tiger Lake. Debido al tamaño, la compañía se verá obligada a limitar sus procesadores a una configuración máxima de 8 núcleos y 16 hilos de procesamiento.

Según la compañía, las principales ventajas de estas nuevas CPUs son una mejora en el IPC (que solo sabemos que es de doble dígito respecto a un Intel Core i9-10900K), la mejora de los gráficos integrados al implementar los Intel Xe, la interfaz PCI-Express 4.0 con hasta 20 líneas, la implementación de una controladora para memoria DDR4 @ 3200 MHz, y la adición de los puertos USB 3.2 Gen 2x2 @ 20 Gbps.

vía: @TUM_APISAK / Videocardz

Artículos relacionados