MSI

Los Intel Rocket Lake-S se anunciarán el 11 de Enero junto a las placas base Z590

Sigue llegando más información en torno a la 11ª Generación de procesadores Intel Core, los Rocket Lake-S, los cuales finalmente se anunciarían el 11 de enero en el CES 2021 por medio de una conferencia virtual, esperando que sea ese mismo día también cuando la compañía anuncie sus nuevas placas base de alto rendimiento con el chipset Intel Z590. En lo que respecta al lanzamiento, se espera que las reviews de estos procesadores llegue el 1 de marzo, teniendo que esperar al 19 de marzo para encontrarlos ya a la venta en las tiendas.

Modelo Núcleos / Hilos Freq. Turbo
1 Core
Freq. Turbo
Todos los núcleos
Caché L3
Core i9-11900K 8N/16H 5.30 GHz 4.80 GHz 16MB
Core i7-11700K 8N/16H 5.00 GHz 4.60 GHz 16MB
Core i5-11600K 6N/12H 4.90 GHz 4.70 GHz 12MB
Core i5-11400 6N/12H 4.40 GHz 4.20 GHz 12MB

Arquitectura Cypress Cove Intel Rocket Lake S 3 740x416 0

Los Intel Rocket Lake-S estrenarán una nueva microarquitectura bautizada como Cypress Cove, una adaptación @ 14nm+++ de la microarquitectura Sunny Cove que da vida a los procesadores portátiles Intel Ice Lake a un proceso de fabricación de 10nm. Debido al tamaño, la compañía se verá obligada a limitar sus procesadores a un máximo de 8 núcleos y 16 hilos de procesamiento.

Según la compañía, las principales ventajas son una mejora en el IPC (que solo sabemos que es de doble dígito respecto a un Intel Core i9-10900K), la mejora de los gráficos integrados al implementar los Intel Xe-LP, la interfaz PCI-Express 4.0 con hasta 20 líneas, controladora para memoria DDR4 @ 3200 MHz, y la adición de los puertos USB 3.2 Gen 2x2 @ 20 Gbps. Según los rumores, se espera que el Intel Core i7-11700K cueste menos de 400 dólares frente a unos Core i5 que costarían menos de 300 dólares. Precios muy económicos pero creíbles, ya que Intel tiene la desventaja del rendimiento multinúcleo, consumo y temperatura, por lo que al menos debería ofrecer precios mucho más atractivos para ser una opción.

Por desgracia, los Rocket Lake-S se sienten como un mero parche hasta la llegada de una verdadera nueva generación de CPUs, hablamos de los Alder Lake-S, los cuales prometen llegar a finales del próximo año. Siempre y cuando este parche llegue a muy buenos precios serán una opción para el mercado gaming, pero la primera mitad del año es el momento menos adecuado para actualizar la CPU, ya que junto a los Alder Lake-S tendremos los AMD Ryzen 6000.

vía: Wccftech

Artículos relacionados