Review: Lian Li O11 Dynamic Mini, Semitorre mini o Minitorre maxi

Anunciada el mes pasado, os presentamos de primera mano la nueva Lian Li O11 Dynamic Mini, una semitorre mini en la que albergar una placa base ATX o minitorre maxi en la que acompañar una mini-ITX de, por ejemplo una refrigeración líquida personalizada.

Veamos para comenzar sus especificaciones técnicas:

Lian Li O11 Dynamic Mini
Formato Minitorre / ATX
Dimensiones 423 x 208 x 410 mm (alto, ancho, profundo)
Materiales Chasis acero SPCC de 0,8 mm de grosor
Frontal y lateral principal de cristal templado de 4 mm
Tapa superior y lateral secundario de aluminio
Bahías Internas:
2 x 3.5/2.5 pulgadas
2 x 2.5 pulgadas
Ventiladores admitidos Superior: 3 x 120 mm / 2 x 140 mm
Lateral: 2 x 120/140 mm
Inferior. 3 x 120 / 2 x 120 mm
Trasero: 1 x 120 mm
Radiadores Compatibles Superior: 360/280/240 mm
Lateral: 280/240 mm
Inferior: 360/280/240 mm
Ranuras expansión 3/5/7 slots
Conectores 1 x USB-C 3.1
2 x USB 3.0
1 x Jack 3.5 mm TRRS (auriculares y micrófono)
Capacidad Disipador: hasta 170 mm
Gráficas: hasta 395 mm
Fuente de alimentación SFX / SFX-L
Otros Soporte para deposito y bomba

Antes de comenzar la review, queremos dar las gracias a Lian Li por cedernos esta caja para su análisis.

Embalaje y Accesorios

La Lian Li O11 Dynamic Mini viene en una caja de cartón neutro que nos muestra su diseño en líneas, quedando en el interior protegida por un marco de corcho y una bolsa de plástico para que llegue impoluta a nuestras manos.

Además, incluye una caja con los accesorios, la cual contiene el manual de montaje, una tarjeta de agradecimiento por la compra, 4 bridas de plástico, los tornillos para instalar todos los componentes y algunas piezas metálicas para añadir al chasis.

Y es que, gracias a que su interior es modular, podemos usar estas piezas para tapar los huecos que luego veremos, poner un deposito o bomba de refrigeración liquida y tapar el cableado.

Lian Li O11 Dynamic Mini

Una vez desembalamos al completo la Lian Li O11 Dynamic Mini, nos encontramos ante una “minitorre”, pues aunque ofrece unas dimensiones de 380 x 269,6 x 420 mm (alto, ancho, profundo), permite instalar en su interior una placa base ATX, la cual queda justa por milímetros.

Si bien Lian Li ha modernizado notablemente sus modelos, siguen manteniendo la elegancia que la ha caracterizado, ofreciendo un frontal de cristal templado de 4 mm de grosor que deja entrever el interior del equipo, al igual que el cristal de su lateral principal, o al menos de la cámara principal.

Mientras, el lateral secundario, es de aluminio ofrece zonas agujereadas para mejorar el flujo de aire en el chasis y permitir un radiador lateral, como luego veremos.

Es el lado posterior el que tiene más miga, pues cómo podemos apreciar no tiene un diseño demasiado convencional. A la izquierda, podemos colocar una fuente de alimentación SFX/SFX-L en la zona superior, mientras que en la inferior tenemos una tapa que da acceso a 2 bahías – bandejas para unidades de 3,5/2,5 pulgadas. A la derecha, podemos instalar una placa base ATXmicro-ATX o mini-ITX, reduciendo el numero de slots y pudiendo dejar la placa base en la posición más baja, sea cual sea su tamaño. Todo ello, lo veremos mejor más adelante.

La tapa superior es también de alumno agujereado, dejando en la zona más adelantada los conectores y el botón de encendido. Debemos destacar que ofrece un puerto USB-C 3.1, junto a 2 puertos USB 3.0 y un jack TRRS para auriculares y micrófono combinados.

La base, cuenta con un amplio filtro antipolvo que podemos quitar de forma lateral, quedando apoyada sobre 4 patas de plástico que son rematadas por tiras de goma para absorber las vibraciones.

Interior

Para acceder al interior de la Lian Li O11 Dynamic Mini, lo primero es quitar los 2 tornillos de la tapa superior y con ello encontrarnos con un filtro antipolvo magnético, el cual oculta el espacio para la instalación de 3 ventiladores de 120 mm o 2 ventiladores de 140 mm, así como un radiador de hasta 360/280 mm que solo podremos colocar si instalamos una placa base micro-ATX o mini-ITX, pues chocaría con una ATX.

A continuación, retiramos el cristal del lateral principal, que sale hacia arriba, y la tapa de aluminio del lado secundario, la cual comprobamos que también cuenta con una pareja de filtros antipolvo magnéticos.

Tras ello, nos centramos en el interior de la Lian Li O11 Dynamic Mini, el cual es bastante “open concept” y realmente bien diseñado.

Si bien tras el frontal de cristal no podemos colocar ventilador alguno, a su lado, tenemos espacio para instalar una pareja de ventiladores de 120/140 mm acompañados de un radiador dual de 280/240 mm, por lo que el flujo de aire sería independiente del de la GPU.

Para la entrada de aire a estos, podemos optar por instalar hasta 3 ventiladores de 120 mm o 2 ventiladores de 140 mm en la zona inferior del chasis, acompañándolos de un radiador de hasta 360/280 mm si no usamos los slots inferiores, pues podrían estorbarse tarjetas y ventiladores, algo que queda patente en la siguiente imagen.

Como adelantábamos, este chasis permite deslizar la bandeja trasera de la placa base para dejar colocada en la posición más baja la placa base sea cual sea su formato, pudiendo retirar 2 tapas de slots para instalar una micro-ATX 4 tapas para instalar una micro-ITX, compensando el espacio que vemos arriba con las tapas que vimos entre los accesorios.

Giramos la torre para ver el lado posterior, donde el cableado quedará oculto por la placa metálica central, la cual podemos quitar y contiene una etiqueta que certifica que el famosos Der Bauer ha colaborado en su diseño.

En la zona superior derecha, tenemos espacio para una fuente de alimentación SFX/SFX-L, un formato poco convencional en chasis de cierta envergadura como este, pero que permite reducir el espacio para este elemento y que, a día de hoy, esta disponible con infinidad de potencias.

Bajo esta queda la caja para 2 bandejas que permiten la instalación de unidades de 3,5/2,5 pulgadas, las cuales tienen acceso desde el margen trasero como ya comentamos.

Por último, echamos un vistazo al cableado, el cual cuenta con un header USB 3.0, uno USB 3.1, uno de audio y los habituales conectores de 2 pines.

Conclusión

La Lian Li O11 Dynamic Mini rebosa calidad tanto en su acabados, con 2 tapas de aluminio y 2 de cristal templado, como en su diseño, pues tanto su elegante exterior como su trabajo interior están muy por encima de la media. El flujo de aire esta garantizado, sin necesidad de un frontal mallado, y la capacidad para gráficas de gran tamaño y hasta 2 radiadores triples posibilitan grandes sistemas de refrigeración líquida, algo poco convencional en una minitorre, que ni es tan mini, ni tiene el habitual formato de torre. Mención especial tiene el detalle de poder regular la placa base para dejarla en la posición más baja, siempre más visible, y que cuente con espacio para una fuente SFX/SFX-L.

Teóricamente, debería llegar próximamente a las tiendas españolas con un precio recomendado de 89,90 euros, toda una ganga dadas sus prestaciones y la calidad de materiales y acabados.

Principales ventajas
+ Excelente precio recomendado
+ 2 tapas de cristal templado y 2 tapas de aluminio
+ Panel trasero variable en altura para adaptase al formato de la placa
+ Permite 2 radiadores triples y uno doble adicional
+ Soporte para deposito/bomba
+ Admite gráficas de hasta 395 mm y disipadores de 170 mm
+ Interior muy limpio y organizado
Aspectos Negativos
- Aun no disponible en España
Otros Aspectos
* Fuente de alimentación SFX / SFX-L
* 2 bahías de 3.5”/2.5” + 2 bahías de 2.5”
* Disponible en blanca y negra

Desde El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Platino al chasis Lian Li O11 Dynamic Mini.

Kioxia

Artículos relacionados