MSI

Las nuevas sanciones de Estados Unidos limitarán a SMIC la producción de chips por debajo de los 10nm

Si el pasado jueves se daba a conocer que SMIC estaba luchando para adquirir equipamiento EUV para dar vida a sus silicios de 7nm e inferiores, ahora conocemos que esto ya no será un problema debido a un nuevo veto de los Estados Unidos, en el cual se obliga a las compañías la imposibilidad de maquinaria a SMIC que sea capaz de producir obleas a una litografía de 10nm o inferior.

Concretamente, el Departamento de Comercio de los Estados Unidos (DoC) añadió oficialmente a la fundición China Semiconductor Manufacturing International Corporation (SMIC) a su lista de entidades este fin de semana. Esta decisión amplía aún más el uso de las sanciones americanas contra las entidades chinas que el gobierno de EE.UU. cree que están actuando en contra de los intereses de seguridad nacional del país al tener, supuestamente, vínculos directos con el ejército chino, alegando que la tecnología americana habrá fomentado los intereses chinos en detrimento de los Estados Unidos.

SMIC 740x385 0

"La designación de la Lista de Entidades limita la capacidad del SMIC de adquirir cierta tecnología estadounidense al exigir a los exportadores de EE.UU. que soliciten una licencia para vender a la empresa. Los artículos que se requieren de manera exclusiva para producir semiconductores con procesos de fabricación avanzados, 10 nanómetros o menos,  estarán sujetos a una presunción de denegación para evitar que esa tecnología clave de habilitación apoye los esfuerzos de fusión militar-civil de China", indicó el departamento.

En la actualidad, SMIC es capaz de realizar una fabricación en masa empleando las litografías de 28nm, 14nm y 12nm, mientras que hace poco anunció el desarrollo de la tecnología de 7nm con una producción en masa de riesgo que se iniciará en abril del próximo año. Las tecnologías de 5nm y 3nm también están en desarrollo, pero si no puede adquirir más equipamiento EUV el futuro de la fundición es incierto. Tocará esperar para conocer si el gobierno chino se quedará con los brazos cruzados o contratacará perjudicando a un país donde sus principales compañías producen sus productos en China.

Artículos relacionados