Review: GamaKay K61 (teclado mecánico al 60%)

Si bien el mes pasado analizamos el Womier K87, la versión TKL, hoy tenemos entre manos el GamaKay K61, un singular teclado con chasis de metacrilato translucido que deja entrever los componentes y deja pasar la iluminación LED RGB de forma un más creativa, ofreciendo interruptores Gateron hotswap y teclas ABS Double-Shot.

Veamos antes de nada las especificaciones técnicas del GamaKay K61:

GamaKay K61
Dimensiones 300 x 108 x 30 mm (largo, ancho, alto)
Formato 60%
Peso 550 gramos
Teclas Interruptores Gateron hotswap Black, Blue, Brown, Red y Yellow
50 millones de pulsaciones
61 teclas de plástico ABS Doubleshot
Tecnología Anti-Ghosting N-Key Rollover
Iluminación LED RGB (6 efectos)
Conexión Cable engomado desmontable USB-C
Otros Software de configuración
Base de metacrilato translucido

Antes de comenzar la review, queremos dar las gracias a Banggood por cedernos el teclado GamaKay K61 para su análisis.

Embalaje y Accesorios

El GamaKay K61 viene en una caja de cartón neutro que nos muestra algunas de sus especificaciones, quedando en el interior bien protegido por un marco de poliespan y una bolsa de plástico.

En su interior, encontramos el manual de usuario y el cable USB-C para la conexión al PC como únicos accesorios. Aunque no necesitamos nada más, si echamos en falta que se incluya una pinza para la extracción de las teclas y otra pinza para la extracción de los interruptores, como otros modelos analizados.

GamaKay K61

Extraemos el GamaKay K61 de todo su embalaje y nos encontramos ante un compacto teclado que destaca obviamente por su chasis de metacrilato translucido, el cual deja entrever la iluminación de una forma nunca vista. Ya no tenemos solo luz en los símbolos de las teclas y bajo estas, sino por todo el chasis.

Con unas dimensiones de 300 x 108 x 30 mm (largo, ancho, alto), ofrece el conocido como formato 60%, pues solo cuenta con 61 teclas. Permite obviamente la doble funcionalidad de muchas de ellas en combinación con la tecla FN, sobre todo para configurar la iluminación con las de sistema.

Como vemos, la propia iluminación se deja ver por el margen del chasis, ofreciendo nada menos que 6 efectos personalizables en intensidad y velocidad. Si bien la calidad del chasis es bastante buena, los 3 paneles que lo forman no tiene el mismo tamaño y si tocamos el borde se puede apreciar que no quedan alineados, aunque tampoco es demasiado grave.

Bajo todas las teclas encontramos interruptores Gateron, concretamente la versión Black en el modelo que nos han enviado. Estos interruptores están considerados la mejor copia china de los Cherry MX, incluso superándolos para algunos usuario. Veamos a continuación las distintas opciones de interruptores Gateron que hay en el mercado, aunque este teclado solo está disponible con los marcados en negrita.

 

Hay que destacar además los buenos estabilizadores laterales que se incorporan a las teclas de mayor longitud, dándoles el mismo tacto sea donde sea que las pulsemos. En cualquier caso, todas las teclas están fabricadas en plástico ABS doubleshot de muy buena calidad, no echando en falta que sean PBT a menos que seamos muy especiales en este sentido.

Por otro lado, debemos destacar igualmente que los interruptores son hotswap, es decir, no van soldados y podemos extraerlos fácilmente con la ayuda de la pinza incluida para cambiarlos por nuestros preferidos, ofreciendo además tecnología anti-ghosting NKRO.

En el lado posterior, encontramos un conector USB-C para la conexión al PC, mientras que en la base vemos como se dejan entrever los interruptores y como contamos con 4 patas de goma que permiten un buen apoyo sobre la mesa, alzándolo un milímetro extra en el lado posterior, poca cosa frente a unas patas elevadoras convencionales.

Pruebas

Nada más que comenzamos a usar el GamaKay K61 en nuestro equipo de sobremesa, nos damos cuenta de que su formato compacto tiene grandes ventajas y algunos inconvenientes. Su principal y obvia ventaja es el poco espacio que ocupa, pero es que esto además permite colocar el ratón fácilmente frente a nuestra mano principal y mejorar la ergonomía frente al PC. En contra tiene también algo muy obvio: le faltan muchas teclas. Lógicamente no se puede tener la funcionalidad de un teclado completo en un formato tan compacto, pero es algo que debemos pensar antes de adquirir un modelo de este tipo, pues es probable que echemos en falta teclas como los cursores o la tecla suprimir.

Obviamente, estamos ante un teclado para los amantes de la iluminación RGB, pues esta es incluso demasiado patente para la mayoría de los usuarios. En cualquier caso, el diseño es muy original y fuera de lo convencional, por lo que para gustos colores, nunca mejor dicho.

El tacto de los interruptores Gateron Black es sensacional, si te gusta el sonido de una máquina de escribir muy atenuado y pulsaciones algo duras, pues, aunque especifica que requiere una fuerza de 50G, en la práctica se hacen cansinos tras un rato escribiendo. Además, comprobamos que la función anti-ghosting NKRO funciona a la perfección apoyando la palma de la mano sobre el teclado alfanumérico y detectando multitud de teclas sin problemas.

Conclusión

El GamaKay K61 es un excepcional teclado para los que buscan un modelo compacto de calidad y diseño singular, pues son sus mejores cualidades. Por un lado, tenemos un chasis robusto que ofrece 61 interruptores Gateron hotswap combinados con teclas de plástico ABS doubleshot de alta calidad, mientras que por otro tenemos una iluminación casi sin igual que se deja ver desde todos los ángulos, en 360º.

Podemos encontrarlo a la venta en Banggood por 46 euros usando el cupón BGraton, un precio dentro de lo habitual para este tipo de teclados mecánicos compactos.

Principales ventajas
+ Diseño muy original no apto para epilépticos
+ Iluminación LED RGB a la vista por todas partes
+ Interruptores Gateron con buenos estabilizadores
+ Teclas de plástico ABS Doubleshot de alta calidad
+ Conector USB-C
+ Anti-Ghosting N-Key Rollover
Aspectos Negativos
- Acabados en los laterales mejorables
Otros Aspectos
* Cable USB algo fino, aunque fácilmente sustituible

Desde El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Oro al teclado GamaKay K61.

Kioxia

Artículos relacionados